DEFENSORES 1 – INDEPENDIENTE RIVADAVIA 1: LA CORDILLERA DE LOS ANDES

El Dragón no ha logrado escalar posiciones en la tabla de los promedios pero, a futuro, confía en poder salir de ese pozo para evitar el regreso a la Primera B Metropolitana. En el Bajo Núñez, el equipo de Fabián Nardozza igualó 1 a 1 con la Lepra que ganaba gracias a un golazo de Nicolás Dematei y se prendía en la pelea por el título. Sin embargo, con gran reacción, los porteños emparejaron rápido el score y si algo les cayó mejor que la parda fue una nueva derrota de Los Andes que aún no ganó en lo que va de la temporada y su panorama pasa a ser más complicado.

Defensores de Belgrano depende de sí mismo. En verdad depende mucho de lo que haga Ezequiel Aguirre en la delantera ya que el «Topo» se carga todas las intenciones ofensivas al hombro pero no encuentra un verdadero partenaire como para culminar mejor sus propuestas. Independiente Rivadavia, sin los problemas numéricos de otros campeonatos y mucho más relajado, consiguió su trecer empate al hilo que no le permitió acercarse del todo al puntero, Sarmiento de Junín.

Hubo que esperar casi hasta la media hora del partido para ver una acción de peligro en el Juan Pasquale. A los 26 minutos fueron los de Mendoza quienes llegaron con algo de riesgo producto de un cabezazo del ex Banfield, Mauricio Asenjo, que obligó a una gran reacción de Maximiliano Velazco para mandar la pelota al tiro de esquina. En la contra lo tuvo el dueño de casa a través de un zapatazo de Gustavo Fernández que fue devuelto por los puños de Cristian Aracena. No obstante el riesgo no acabó ya que la pelota le quedó a Aguirre quien buscó inflar las redes pero el esférico impactó en la espalda de Alejandro Rébola.

Más allá de un fortísimo disparo de Gonzalo Jaque por el lado de Defensores y un intento sorpresivo de taco de Federico Guerra en Independiente Rivadavia, el primer tiempo acabó sin emociones. La complementaria tuvo un arranque tan pálido como el capítulo inicial pero, a partir del cuarto de hora, se tornó intenso, atractivo e incluso llegaron los goles al norte de la Capital Federal.

Rébola nuevamente frenó con su pelvis un violento zapatazo de Diego Medina. Después Dematei noqueó a Luciano Goux con un tiro cruzado que Everton de Chile y Deportivo Laferrere logró frenar con su inmensidad pero luego necesitó de asistencia médica. A los 22 llegó la gran oportunidad para el equipo Rojinegro cuando Cristian Podestá, frente al arco y con Aracena prácticamente vencido, remató como pudo y la pelota terminó dando en el palo.

El ida y vuelta era constante. Los elencos le ponían ritmo y fue así como Independiente Rivadavia ganó un tiro libre en ofensiva que terminó significando la apertura del tanteador. El defensor acarició la pelota a los 26 minutos de la segunda parte y la colgó del ángulo superior derecho del arco defendido por Velazco para estampar el 1 a 0. Así, los de Gabriel Gómez, empezaban a llevarse tres puntos de oro rumbo a Mendoza pero la alegría duró realmente poco ya que, cuando iban 31, apareció el ex Racing, Martín Pérez Guedes, para ubicar la pelota contra la base del poste izquierdo de la cueva de Aracena e igualar el juego.

Con los goles hechos, sendos equipos se atrevieron a más pero ya faltaba un cuarto de hora y no pudieron doblegarse nuevamente. Independiente Rivadavia quería llegar a Cuyo con el pecho inflado pero debió conformarse con el empate. A Defensores de Belgrano el 1 a 1 no le gustó demasiado, lleva cinco fechas sin victorias y no logra despegarse de la tabla de los promedios. Eso sí, también sabe que la campaña de Los Andes podría ayudarlo a cruzar del otro lado de la cordillera siempre y cuando los de Lomas de Zamora sigan sin ganar y ellos metan una serie de victorias consecutivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *