RACING 2 – SAN LORENZO 1: HUBO UN TIEMPO QUE FUE HERMOSO

La Academia fue libre de verdad al erradicar sus estigmas en un segundo tiempo hermoso, donde el equipo de Coudet cambió su cara respecto al pálido desempeño en los 45 minutos iniciales. Con el triunfo por 2 a 1 frente al Ciclón, el elenco del «Chacho» guardó todos sus sueños en castillos de cristal a pesar del mal momento que pasó durante la etapa inicial cuando, los dirigidos por Claudio Biaggio lograron irse al descanso con un triunfo por 1 a 0 gracias al gol del «Príncipe», Nicolás Reniero.

Racing estiró su paternidad en el derby con San Lorenzo gracias a una reacción de sus jugadores que volvieron a dar muestra de su potencial que los llevó a estar en lo más alto del campeonato. En Avellaneda, los de blanco y celeste se impusieron después de dos encuentros sin victorias que habían encendido una serie de alarmas en el puntero y, respecto a la escuadra Azulgrana, la brecha en el historial pasó a ser de dos encuentros.

El encuentro se tornaba una pesadilla para la Academia. Otra más después del inexplicable empate frente a Boca y la indefendible derrota contra San Martín de Tucumán. El dueño de casa manejaba los hilos, tenía la pelota, pero no podía generar peligro sobre la retaguardia de Nicolás Navarro. Apenas un cabezazo de Jonathan Cristaldo por arriba del travesaño fue lo único que pudo generar el local hasta que el control absoluto pasó del bando contrario.

San Lorenzo, a partir del minuto 27 de la etapa inicial, fue amo y señor del juego. En ese preciso instante apareció Javier García para desviar de manera formidable un tremendo zapatazo de Elías Pereyra. Ciento veinte segundos más tarde apareció Reniero para capturar un rebote y estampar el 1 a 0 con un disparo rasante que ya no pudo frenar el ex Tigre. Racing no reaccionaba y la pasaba muy mal porque los del «Pampa» Biaggio, en cada contragolpe, parecían elaborar el segundo festejo del mediodía.

Llegban los de Boedo con un tiro de Gabriel Gudiño. Sobre el final desaprovechaban un gran avance que terminó en un tiro de esquina por demorarse en la definición. A todo esto, el dueño de casa solamente había avisado un poco con un tiro de Pól Fernández que se fue cerca del palo derecho de Navarro y un tiro libre que desarticuló con algo de esfuerzo el ex guardavallas porteño que también defendió los tres palos del Nápoli y de Gimnasia y Esgrima La Plata.

El 1 a 0 con el que marcharon al descanso sembró preocupación en el mundo Racing. El equipo todavía sentía el cimbronazo del último cuarto de hora frente al Xeneize y de la durísima recaída en La Ciudadela. Pero para los de Avellaneda hubo un tiempo que fue hermoso y de eso se trató la segunda parte en el Cilindro. Allí, con muchísima autoridad, lograron lavar su rostro y eliminar dbel camino a un San Lorenzo de Almagro que directamente no merodéo el área de García.

Le bastaron 15 segundos de la última parte a la Academia para empardar la historia. Marcos Senesi quiso salir jugando con un bombazo en defensa, la pelota rebotó en el recientemente ingresado Gustavo Bou que en su primera participación asistió a Lisandro López. «Licha» corrió con pelota dominada y apeló a toda su clase de su paso por Italia y Francia para poner el score 1 a 1.

No hubo reacción alguna de San Lorenzo siquiera con el ingreso del experimentado Fernando Belluschi. Racing seguía siendo el único protagonista de la complementaria. López estuvo muy cerca de torcer la historia con un cabezazo que devolvió el travesaño. Sin embargo el gol estaba al caer porque intentaban hasta por las bandas. Renzo Saravia exigió a Navarro quien sacó el tiro cruzado con sus pies. Y a los 16 minutos, Pól Fernández castigó desde afuera del área para guardar la bola contra la base del poste izquierdo del arco visitante.

Con la victoria en el bolsillo, la Academia evitó repetir las recientes actuaciones donde por no saber como cerrar el juego terminó pagando carísimo en el resultado final. Creció la imagen de Ricardo Centurión, también hubo una gran entrega de Bou. El chileno, Marcelo Díaz, se adueñó del mediocampo para cortar cualquier intento ofensivo del Ciclón. Y hasta Alexis Soto, de flojo primer tiempo, levantó su nivel para controlar la banda izquierda y proyectarse en ataque.

San Lorenzo sumó un nuevo capítulo de su floja campaña en la presente Superliga donde, en condición de visitante, cosechó solamente dos puntos de quince disputados. Racing, de un capítulo inicial para el olvido, disfrutó de los 45 minutos pertenecientes a la complementaria para dar vuelta el cotejo y ganar 2 a 1. Hubo un tiempo que fue hermoso. El equipo del «Chacho» fue libre de verdad. Y con el triunfo se aseguró la cima para guardar todos sus sueños, en castillos de cristal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*