River volvió a cantar victoria por la Superliga al derrotar, con su equipo alternativo, a Aldosivi por uno a cero en el Estadio Monumental. El único tanto del encuentro fue señalado por Cristian Ferreira que, con un estupendo zapatazo, logró su primer gol en Primera. Ahora, el Millonario va con todo por la revancha copera.

En el Antonio Vespucio Liberti, River recibía a Aldosivi en el marco de la décima jornada de la Supreliga. Con la cabeza puesta en el partido ante Gremio, Marcelo Gallardo colocaba en cancha 10 cambios respecto al equipo parado el día martes siendo Franco Armani el único repetido; el Tiburón, por su lado, soñaba con los tres puntos para quedar muy cerca de lo más alto.

En el comienzo del partido, los dirigidos por Marcelo Gallardo fueron los que dominaron las acciones y contaron con las primeras posibilidades de peligro. Nicolás De la Cruz lo tuvo en un cabezazo desviado tras un centro desde la izquierda y en un remate a la carrera bien contenido por Luciano Pocrnjic. Con el pasar de los minutos, la visita iría emparejando hasta plantear un encuentro cerrado y poco atractivo. La última situación de la primera mitad estuvo a los pies de Rodrigo Mora con una chilena que pasaría cerca de un palo.

Ya en la complementaria, el conjunto de Gustavo Álvarez recibiría una mala noticia dado que, a los 3 minutos, Leonel Galeano se ganaba la segunda tarjeta amarilla y dejaba a los suyos con 10 para afrontar lo que restaba del cotejo. A pesar del hombre de más, al Millonario le costaba encontrar los caminos para la apertura del marcador hasta que, a los 17 minutos, el pibe Cristian Ferreira realizaría una genialidad para festejar: caño para quitarse a un hombre de encima y zapatazo a más de 100 km por hora para colgar el esférico de un ángulo y celebrar su primer gol en Primera, decretando el 1-0 para los locales.

A partir de entonces, el trámite del juego volvió a tornarse parejo y aburrido. River tenía la pelota y no pasaba mayores peligros pero tampoco los generaba en el área contraria. Para colmo, a los 23 minutos, Lucas Martinez Quarta también se iba prematuramente a vestuarios por una infracción considerada como extremadamente fuerte por Andrés Merlos, valiéndole la roja y dejando a ambos con 10.

Utilizando el partido como prueba, Gallardo envió a cancha -además de Ferreira- a Santiago Sosa y a Julián Álvarez, quien tuvo su debut absoluto con la camiseta de la banda. Y el joven de 18 años estuvo cerca de tener su día soñado cuando, cerca del final, Enzo Pérez le colocó un pase en profundidad para su definición cruzada que pasaría apenas ancho.

No hubo tiempo para más, fue victoria por la mínima para River sumando tres puntos que lo hacen trepar hasta la 4° colocación con 18 unidades. El próximo martes, los de Núñez se jugarán el pasaje a la final de Copa Libertadores visitando a Gremio y luego, por Superliga, serán visitantes de Estudiantes en Quilmes; el Tiburón, por su parte, perdió por  5° vez en el campeonato y quedó en la 8° colocación con 15 puntos. El próximo domingo, en el José María Minella, Aldosivi recibirá a Banfield.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *