SAN LORENZO 2 – SAN MARTÍN (SAN JUAN) 1: UNA TRAVESURA

San Lorenzo volvió a ganar de forma agónica ante un rival que pelea por el descenso. En el Nuevo Gasómetro, y casi sin merecerlo, el Ciclón se impuso por 2 a 1 a San Martín de Juan en el cierre de la novena fecha de la Superliga. Gustavo Villarruel había puesto en ventaja a los cuyanos, mientras que Nicolás Blandi, y Daniel Hernández dieron vuelta la historia, y dejaron que la victoria se quede en casa.

Se enfrentaban dos equipos muy necesitados en el torneo. Por un lado estaba el Cuervo, que venía de perder por 2 a 0 en su visita a Banfield, jugando muy mal, y sembrando muchas dudas en los hinchas y hasta en el cuerpo técnico, que realizó varias modificaciones de cara a este encuentro. Enfrente esta el Santo sanjuanino, que venía de cortar una racha de cuatro encuentros sin victorias, y superó a Vélez para mantenerse fuera de la zona de descenso.

En el primer tiempo, ninguno tuvo tiempo de acomodarse que las emociones ya llegaron. A los 7 minutos, la defensa del dueño de casa quedó muy abierta, algo que fue aprovechado por Claudio Mosca, que se sacó de encima una marca, y desbordó por izquierda para mandar un centro preciso y cederle el gol a Villarruel, que solo la tuvo que empujar para poner el 0-1. Sin embargo ni terminó de disfrutar el Verdinegro que la respuesta llegó. A los 8, Elias Pereyra mandó un buen centro, Nicolás Reniero la bajó, y Blandi aprovechó la siesta de la defensa rival para romperle el arco a Luís Ardente con una volea, y sellar el 1 a 1. Sin embargo cuando el juego más tenía que encenderse, todo se calmó, y el partido entró en una llanura fiel a los momentos que cada uno pasa. A penas un remate de Reniero que se complicó por la floja respuesta de Ardente fue la única situación de peligro antes del final de esa primera mitad.

El complemento siguió en esa sintonía. Los dos movieron los bancos de suplentes, para darle una reacción a sus equipos, pero ninguno podía ser claro en campo rival. Ambos se prestaban la pelota, y no se lastimaban. Un remate desde lejos de Villarruel que Navarro sacó al córner, fue la única situación de peligro hasta los 40 minutos. En ese momento, los ingresados del Ciclón frotaron la lámpara: Fernando Belluschi mandó un centro pasado, que encontró al solitario Travieso Hernández, que con mucha clase remató con una volea exquisita al ras del suelo, y venció a Ardente para poner el 2 a 1 definitivo.

Fue final en el Nuevo Gasómetro. San Lorenzo rescató tres puntos increíbles, en donde no fue más que su rival, fue muy efectivo, y que le sirven demasiado para empezar a levantar el ánimo de cara a los cuartos de final de la Copa Argentina, y sobre todo, acercarse a los primeros puestos de esta Superliga. Por su parte, a San Martín se le escaparó una unidad que, en la lucha por el descenso, todo se lamente, duele, y mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *