JUVENTUD UNIDA (SL) 1 – DEPORTIVO MAIPÚ 1: HUBO UN ARCO QUE ESTUVO CRUZADO

Foto: @Deportivo_Maipu

La Juve no pudo cantar ventaja frente al Botellero porque su arquero, Matías Alasia, tuve una noche Cruzada. El elenco puntano estaba arriba en el marcador por otro error pero en la retaguardia contraria. Sin embargo, el conjunto de Carlos Sperdutti no desaprovechó para nada un horror del golero local para empatar el cotejo 1 a 1 y llevarse al menos un poroto para Mendoza.

La escuadra de Pedro Dechat, al menos, pudo conservar su invicto de cinco encuentros en la noche de San Luis. Juventud Unida, sin lugar a dudas, mereció mejor suerte pero pagó caro un desacierto y luego se hizo todo cuesta arriba frente a un Deportivo Maipú que había empezado la temporada de la mejor manera pero luego mostró cierta irregularidad que lo hizo cerrar la rueda inicial en el umbral, pero del lado de adentro, de los que clasificarían a la siguiente etapa en búsqueda del ascenso.

Nicolás López Macri, Matías Romero y Francisco Aman tocaban la pelota, eran claros, armaban juego. De un centro de este último llegó la resbaladiza reacción de Emir Basabe. El ex guardameta de Independiente Rivadavia no pudo contener con firmeza el esférico que terminó escapándose y quedándole servida a José Michelena para abrir la cuenta y estampar el merecido 1 a 0.

Juventud Unida ganaba y buscaba aumentar la diferencia. El que padecía era Deportivo Maipú que jamás encontró el ritmo de juego pero terminó mejor en la noche puntana una vez que conquistó la parda. Lo cierto es que así como existió un error en ese arco, hubo otro pero en el segundo tiempo, lo que por decantación significó la parda que acompañó a ambos hasta el epílogo en San Luis.

Alasia no pudo atenazar una pelota que no revestía peligro y, cuando iban 10 de la segunda mitad, Alejandro Capurro emparejó el encuentro que nunca más volvió a ser favorable para los de Dechat. La expulsión de Pablo Motta en el conjunto local obligó a la Juve a retroceder un poco sus líneas pero sin peligrar ese punto que finalmente terminó cosechando en su casa.

Deportivo Maipú, por esa fortuna de un arco que estuvo cruzado durante toda la noche, rescató esa unidad que lo ubicó en el cuarto peldaño de la zona tres. Juventud Unida de San Luis también cerró la primera rueda dentro de los que estarían clasificando a la siguiente etapa con un 1 a 1 que pudo tener otro sabor de no ser por el fatídico segundo tiempo que los privó de acabar en la cima junto a Estudiantes de Río Cuarto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *