DEPORTIVO MERLO 2 – ALEM 1: TIRANDO TODOS DEL MISMO CHARRO

Foto: @martinleardi

El Charro prolongó su buen momento, tras un arranque por demás irregular, y venció por 2 a 1 al Lechero en el mediodía del Parque San Martín. Con empuje, queriendo dar vuelta de página rápidamente y dejando en el olvido un comienzo de certamen fatídico, el conjunto de Rodrigo Bilbao venció por 2 a 1 a la escuadra de Carlos Cordone que llevaba siete cotejos sin conocer la derrota.

Merecida fue la victoria del Deportivo Merlo que se apoyó, nuevamente, en la experiencia de Cristian Fabbiani como para lastimar a su contrincante. El ex hombre de River y Lanús, en otro otros, no sólo se anotó con un tanto sino que armó juego, hizo la asistencia del primero, y fue un dolor de cabeza para un tímido Leandro Nicéforo Alem que cuando pudo reaccionar se encontró con que ya estaba con un hombre de menos y el reloj jugándole en contra.

Antes del cuarto de hora, el dueño de casa ya ganaba por la mínima. Un gol digno de curriculum vitae infló las redes de un arquero de trayectoria intachable. Centro de Fabbiani y cabezazo del otrora Villa San Carlos, Fernando Pasquale, para que los de Bilbao se pusieran en ventaja y caminasen rumbo al descanso con un 1 a 0 que no quedaría así en la jornada del Parque San Martín.

El «Lobo» Cordone comprendió que algo fallaba en su ataque y pudo lavarle apenas el rostro al equipo cuando sacó a Federico Chacón y puso en su reemplazo a Alan Cristeff. Sin embargo, el ex jugador de Racing, recibió un cachetazo tempranero por segunda vez en el partido ya que ni bien comenzó la complementaria, el «Ogro» Fabbiani se encargó de estampar el 2 a 0 que terminó siendo irremontable para los de General Rodríguez.

El Lechero embanderados en Maximiliano Rogoski fueron en busca del descuento y terminaron padeciendo horrores en defensa. Paz demostró con creces que sigue completamente activo a pesar de sus más de cuarenta años sobre sus espaldas y así el Charro desperdició infinidad de ocasiones claras como para bajarle la persiana al cotejo. Sin embargo, cuando la visita logró el descuento por intermedio de Jorge Piris a quince del final, se encontró al toque con la expulsión de Juan Cordero que terminó por arruinar su ilusión de llevarse algo para su casa desde el José Manuel Moreno.

Alem desaprovechó la chance de descontarle unidades al líder, Deportivo Armenio, que venía de empatar sin goles con Villa San Carlos. Deportivo Merlo ganó 2 a 1 pero se quedó sin Bilbao quien renunció tras la derrota. Eso sí, quedó claro que cuando tiran todos del mismo carro las cosas le salen bien a cualquier equipo. Y así, los locales, se impusieron ante un durísimo rival para empezar a soñar con dar pelea en lo que resta del torneo de la Primera C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *