TALLERES (REMEDIOS DE ESCALADA) 2 – ALMIRANTE BROWN 1: LLEGÓ LA SEGUNDA

Después de 10 partidos sin ganar, Talleres de Remedios de Escalada volvió a la victoria, y ante su gente. El Tallarín recibió a Almirante Brown por la fecha 12 de la Primera B metropolitana, y lo derrotó por 2 a 1. Maximiliano Badell y Gustavo Fernández convirtieron los tantos para el dueño de casa, mientras que Iván Centurión marcó el descuento para la visita.

Se enfrentaban dos equipos con realidades bien diferentes. Por un lado el local, que venía de diez encuentros sin poder sumar de a tres (solo lo hizo en la primera jornada, y de visitante), y quería cambiar esa racha negativa para despegar de los últimos lugares de la tabla. En frente estaban los de Casanova, con la ilusión de llevarse una victoria que lo acerque a los primeros lugares.

De arranque nomás hubo un dominador claro en esa primera mitad, y fue el Rojo. Con las subidas de Santana por derecha, complicó una y otra vez a su rival. Y así fue como rápidamente abrió la cuenta. A los 19 minutos, el volante desbordó por su sector, y envió un centro que conectó Badell para poner el 1 a 0. De ahí en más, el dueño de casa intentó ampliar la diferencia, con la tranquilidad del resultado a favor, y mucha paciencia en la creación de juego, pero falló en los últimos metros. Por su parte, los dirigidos por Blas Giunta no encontraban podían unir los hilos, y sus ataques se diluían.

En el complemento, el Tallarín volvió a golpear de entrada. Ya con más espacios en ataque, Santana robó una pelota y se la cedió a Fernández, que de primera la puso junto a un palo y estiró la diferencia al 2 a 0. La Fragata fue con todo decidido a ir en busca del descuento, y Sebastián Penco tuvo una clarísima abajo del arco, y con el guardametas vencido, pero inexplicablemente su remate se fue por arriba del travesaño. La visita iba con mucha gente, pero no era claro en la puntada final, hasta que a los 22, Centurión ganó en la salida de un tiro de esquina, y le puso dramatismo a los últimos 20 minutos.

Sin embargo, Almirante no pudo en ningún momento doblegar a su rival, que supo aguantar muy bien la diferencia, y se terminó llevando una gran victoria. De esta forma, el Mirasol no pudo quedar como uno de los escoltas del campeonato, y sufrió una derrota que en los papeles previos, era inesperada. Por su parte, Talleres logró salir del último lugar de la tabla, y sumó su primer triunfo con Gustavo Noto en el banco de suplentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *