gtag('config', 'UA-63643000-1');

GIMNASIA DE JUJUY 1 – INSTITUTO 0: SE FESTEJA CONTIN-TO

Foto: @RinconDelLoboJ

El Lobo le puso fin a una negativa racha sin victorias en la actual temporada del Nacional B. Uno de los gigantes del norte argentino y del interior del país no había cantado victoria desde que empezó la temporada pero aprovechó para hacerlo frente a La Gloria que parecía reponerse de un debut flojo pero volvió a entrar en desgracia. Los dirigidos por Carlos Morales Santos, en su debut como DT del primer equipo, vencieron a los de Darío Franco por 1 a 0 en el 23 de agosto.

La fiesta de la primavera había dejado en pausa el partido entre Gimnasia y Esgrima de Jujuy y el durísimo Instituto de Córdoba. En el medio, el dueño de casa cambió de entrenador buscando nuevos aires. Y el tanto de Leandro Contín les dio ese brindis necesario para eludir también algunas dificultades que pudiesen ocasionarse a futuro en la tabla de los promedios.

El arranque fue electrizante. Contín avisó desde temprano con algo que luego haría efectivo. Más tarde lo tuvo Diego Auzqui, con la diez en la espalda, pero se salvó el arco defendido por el ex River, Julio Chiarini. La Gloria reaccionó con una gran oportunidad del otrora Gimnasia La Plata, Pablo Vegetti, pero apareció la gigante figura de Carlos de Giorgi para mantener su valla en cero.

Instituto manejaba los hilos pero le faltaba profundidad. En su área, el guardameta le negaba la apertura del marcado al lateral izquierdo, Ignacio Sanabria. La pelota iba de un lado al otro esperando besar los piolines de alguna de las dos retaguardias. Y Gimnasia de Jujuy casi lo padeció antes de irse al descanso cuando el ex Aldosivi, Emiliano Ellacópulos, no tuvo puntería para romper con el cero en la Tacita de Plata.

El gol llegó en el comienzo de la complementaria. Contín se encontró una pelota a la carrera y no perdonó a Chiarini a los 3 minutos de la segunda mitad. Con la ventaja en el marcador, el Lobo se replegó y apostó a De Giorgi quien supo desviar la más clara del conjunto visitante que ha sido un testazo de Malcom Braida cuando al reloj le faltaban diez movimientos para que Pablo Díaz indique su final.

Por más que Instituto haya tenido la pelota, no terminó de ser claro a la hora de la definición. Jugadores tiene de sobra como para generar riesgo en ofensiva pero desde Jujuy a Córdoba se terminó yendo con las manos vacías. Gimnasia y Esgrima ganó 1 a 0 pero más allá de las tres unidades tuvo un motivo extra para emborracharse de felicidad. El tanto de Contín le puso fin de a un seguidilla de once partidos sin victorias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *