CAÑUELAS 1 – CENTRAL CÓRDOBA 2: EL TEMPORAL NO PASA PARA EL TAMBERO

Foto: @davidnieva95 // @argenascenso

En el Jorge Arín se midieron dos equipos que al cabo de cinco fechas no habían cantado victoria. El Charrúa, que fue superior al equipo de Roberto Sosa, cantó victoria por 2 a 1 dejando al Tambero en el fondo de la tabla de posiciones. Con este resultado, los dirigidos por el «Pampa» llegaron a seis presentaciones sin triunfos y junto a Luján, que adeuda un encuentro, son los únicos que no ganaron en lo que va de la temporada.

Central Córdoba de Rosario mereció más y lo plasmó en el marcador. Leonardo Morales, arquero de Cañuelas, tuvo muchísimo trabajo en la tarde del sábado donde el viento y la lluvia fueron protagonistas de un encuentro que contó con un buen ritmo. Los tres puntos viajaron para la provincia de Santa Fe dándole algo de oxígeno a Claudio Pochettino en el cargo de entrenador de un club que, el torneo pasado, estuvo en la puerta del ascenso a la B Metropolitana.

El Charrúa pegó temprano y justificaba con un interesante potencial ofensivo la victoria parcial. Iban 5 minutos del primer tiempo cuando Lucio Ceresetto, con pasado en Newell´s Old Boys y en el ascenso de Italia, conectó de cabeza un tiro de esquina desde el flanco derecho para batir la resistencia de Morales. El 1 a 0 abrió de movida el juego y los planteos en el Jorge Arín.

Las chances más claras seguían siendo para Central Córdoba pero, antes de la media hora inicial, Cañuelas se encontró en una jugada aislada con un penal que le permitió volver al punto de partida. Juan Marcelo Ojeda le contuvo el tiro desde los doce pasos a Rodrigo Sánchez pero, en el rebote, el atacante no perdonó al ex arquero de River y el Deportivo Cuenca de Ecuador.

El 1 a 1 los acompañó al entretiempo y, en la complementaria, los de Pochettino comprendieron que no podían regalar unidades en un partido donde el dueño de casa prácticamente no gravitaba en ofensiva. El «Pampa» Sosa agotó cambios rápidamente sin encontrar el rumbo del equipo mientras Ceresetto, figura indiscutida de la tarde, hacía de las suyas en un terreno donde la lluvia y el viento iban de la mano.

A los 29 de la segunda parte, Gerardo Pérez envió un centro que se terminó cerrando. Morales logró manotear el esférico para mandarlo al tiro de esquina y, de ese córner, llegó el premio final para la visita. Con la pelota nuevamente en órbita fue Juan Manuel Casini quien se anticipó de palomita a todos y acomodó el balón contra el primer palo para que los santafesinos volviesen a sonreir.

Cañuelas, en los minutos finales, buscó el empate con más empuje que fútbol pero lejos estuvieron de vencer a Ojeda. El público, ofuscado por el flojísimo rendimiento, se lo hizo notar con cánticos a un plantel que sumó dos puntos de dieciocho que ya se disputaron. Y Central Córdoba se aprovechó de ello para ganar por vez primera en la temporada y llevarse a Rosario algo más que una victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *