JUVENTUD UNIDA 1 – ATLAS 0: PINTADO DE COLORADO Y DE ROSA

Foto Gentileza: www.estadiosdeargentina.com.ar

Por: Marcelo Patroncini

En la semana donde su entrenador, Mariano Moramarco, celebró su cumpleaños, el Lobo Rojo le regaló un triunfo al colorado gracias al gol de Alexis Valenzuela y la gran tarde de Rodolfo de Rosa. Tras perder el derby, el dueño de casa se impuso en Muñiz frente al Marrón que padeció en la etapa inicial, repuntó en la complementaria, pero no le alcanzó para sumar unidades.

Atlas llegaba a este partido invicto pero con la particularidad de no haber ganado también. Para no perderle pisada a los equipos que marchan arriba, César Rodríguez apostó a ganador pero se acordó tarde. Juventud Unida supo como manejar los hilos desde el arranque de la contienda y, hasta ponerse en ventaja, fue más que su contrincante que recién pudo reaccionar en el capítulo final de la lluviosa tarde del noroeste bonarense.

Un zapatazo de Valenzuela a los 25 minutos del primer tiempo se tornó inatajable para un viejo conocido de la institución. Ricardo Grieger vio como el misíl se colaba dentro de su arco y sufría en carne propia la falta de fútbol de su equipo. De esta manera el Lobo Rojo se ponía en ventaja, monologaba en su casa, y buscaba más con las intervenciones de Luciano Pérez y, el ex Victoriano Arenas, Mauro Romay.

En la segunda parte, los de Moramarco empezaron a conformarse con el triunfo parcial y, retrocediendo por los embates de la visita, casi lo terminan pagando carísimo. Pero al colorado lo salvó De Rosa que brilló al ahogarle el empate bajo la llovizna a Luis Jurchensen. El uno local estuvo muy atento al igual que toda la última línea para cuidar los tres puntos y no permitió que el Marrón pudiese generar demasiado riesgo a pesar de sus intenciones ofensivas.

Juventud Unida, que venía de perder con Muñiz en Zárate, se recuperó rápidamente y cantó victoria por 1 a 0 para llegar al compromiso frente a Central Ballester con otro panorama. Atlas, que llegaba con dos empates, perdió su invicto tropezando como visitante y quedando alejado de la cima desde muy temprano en el campeonato de la Primera D que va tomando color al cabo de la tercera fecha.