ARGENTINOS JUNIORS: CUANDO EL BICHO SE ACORDÓ DE TÉVEZ… Y DE MACRI

Foto: Archivo de Vermouth Deportivo

La última vez que se vieron las caras el Tifón de Boyacá y el Xeneize fue en el Diego Armando Maradona. Paradojas del fútbol, el astro con la diez en la espalda compartió siempre su amor por el Bicho y los de Azul y Oro, pero también otros gloriosos diez pasaron por ambas instituciones engalanándolas y justificando sus motes de «Semillero del Mundo» y «La Mitad más Uno». Sin embargo, uno de los últimos héroes del conjunto de la ribera es villano para su rival de esta noche.

Corría el 19 de septiembre de 2015. Argentinos Juniors recibía a Boca por la vigésimo quinta fecha del inolvidable torneo de 30 equipos que tenía la Primera División. Los dirigidos en ese entonces por Rodolfo Arruabarrena ganaron y se encaminaron al título que finalmente obtuvieron aunque, esa tarde, hubo un hecho que jamás se olvidará en el fútbol profesional de la República Argentina.

Carlos Tévez había vuelto al país después de brillar por Inglaterra y de tener dos años gloriosos en la Juventus de Italia. Tras una década sin vestir la camiseta Azul y Oro, logró un regreso triunfal y ser una de las piezas más buscadas por la prensa en aquél torneo que acabó conquistando un nuevo trofeo. Pero, en La Paternal, protagonizó un bravo episodio que le puso un freno a la prometedora carrera de Ezequiel Ham.

El «Turquito», con 21 años, recién empezaba a hacer sus primeras armas en Argentinos Juniors. De hecho, ese día, había convertido un gol aunque su equipo perdió 3 a 1. Sin embargo, lo que jamás imaginó, fue que el «Apache» iba a romperle la tibia de su pierna derecha. Semejante lesión implicó que lo deriven en ambulancia y lo intervengan quirúrgicamente. Pero la historia no quedó solamente en la lesión.

Tévez fue a visitar al damnificado al hospital mientras la prensa caía de lleno sobre la estrella de Boca. Se sacó una foto a pesar de los pronósticos poco alentadores de los médicos que no sabían cuándo podría volver a jugar Ham. Y de hecho la recuperación que le llevó más de 10 meses terminó prolongándose casi por dos años para que regrese a disputar algunos minutos en la Primera del Bicho.

Desde aquella visita, el «Apache» y el «Turquito» no volvieron a hablar. El hombre del Xeneize recibió la reprobación de todos los hinchas del Tifón de Boyacá en la última visita del conjunto de Guillermo Barros Schelotto. Si bien no estuvo en cancha, las banderas hablaban por sí solas. Una decía «Teve$$ tribunero, mala leche. Sos y serás el humilde fracturador del pueblo». Otra, con ánimos políticos y deportivos, atacó al preseidente del República: «Tévez arruina pibes. Macri arruina viejos».

Ham, sin lugar en el Bicho, emigró a la segunda división de Japón donde aún no pudo jugar ni un sólo minuto. A casi tres años del episodio (el miércoles se cumplirá exactamente el tercer aniversario), Boca vuelve a La Paternal y lo hará con Tévez en la cancha. Y el clima estará áspero no sólo con el máximo mandatario del país sino también con el «Apache» que podrá recibir en vivo los reclamos de la gente de Argentinos Juniors.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *