ALMAGRO 1 – INDEPENDIENTE RIVADAVIA 0: EL TRICOLOR ARCE TODO BIEN

El Tricolor se afirmó en lo más alto de la tabla de posiciones tras vencer por 1 a 0 a la Lepra en José Ingenieros. En un duelo de punteros, fueron los dirigidos por Favio Orsi  y Sergio Gómez quienes se impusieron con autoridad frente a los cuyanos que prácticamente no inquietaron a Horacio Ramírez. El dueño de casa ratificó su glorioso momento y no sólo acabó la tercera fecha con puntaje ideal sino que además juega un fútbol de alto vuelo para ilusionar a toda su gente.

Monologó Almagro. Sacando los últimos minutos de la etapa inicial donde Independiente Rivadavia se encontró con dos intentos en ofensiva, el resto fue del local que ya se sacó de encima a Chacarita Juniors, al Deportivo Morón y ahora derrotó a los mendocinos para sumar los nueve puntos que hubo en juego hasta este momento. Los de Gabriel Gómez, que en su última visita a Buenos Aires habían derrotado a Los Andes y luego le ganaron a Central Córdoba de Santiago del Estero, cosecharon merecidamente la primera derrota del campeonato.

Al minuto de juego avisó el Tricolor con un cabezazo de Maximiliano García que se fue apenas desviado. Cuando iban 5, Cristian Aracena salvó dos veces la caída de su valla. El guardameta tapó con el pecho un zapatazo de Joaquín Susvielles y, después, mandó al tiro de esquina un remate esquinado de Damián Arce. Antes de la media hora fue Sergio Rodríguez quien llegó justo para tapar un remate del nueve que tenía el arco entre ceja y ceja.

Dominaba Almagro y merecía más. Ezequiel Piovi, a los 30, casi mete un córner olímpico pero el travesaño le negó la conquista. Rápidamente llegó otra situación clara para el dueño de casa. García peinó una pelota, Leonardo Acosta ensayó una chilena, y el intento se fue no muy alto. Cinco antes del final del primer tiempo fue Aracena quien volvió a brillar para desarticular un cabezazo de Susvielles en pleno área chica. Y recién ahí apareció Independiente Rivadavia con un remate aislado de Franco Negri que no tuvo puntería, y una volea de Luciano Sánchez que manoteó Ramírez sin problemas.

El 0 a 0 con el que marcharon al entretiempo fue injusto sobre todo porque el Tricolor salió a la segunda mitad con la batería a medio cargar. Si bien no sufrió sofocones, el equipo de Orsi – Gómez reguló. Apostó al buen pie de Piovi, a las interesantísimas subidas de Nahuel Basualdo, pero el gol no llegaba y las ideas escaseaban por José Ingenieros. Hasta que a los 29 de la complementaria, en una gran acción colectiva, Susvielles descargó hacia atrás y Arce la acomodó en el palo más lejano de Aracena para estampar el 1 a 0.

Con el resultado a su favor, el dueño de casa volvió a florearse. Tal vez porque la Lepra se desmoronó en defensa pero eso no quita que haya un gran mérito de un grupo de jugadores que practican un fútbol de altísimo vuelo. Así fue como la Lepra estuvo más cerca de recibir el segundo que de igualar las acciones como por ejemplo el formidable mano a mano que Aracena le tapó a Marcos Litre en tiempo de descuento.

Ambos equipos habían terminado la segunda fecha como líderes del campeonato, con dos triunfos, puntaje ideal y sin recibir goles. El ordenado esquema de Independiente Rivadavia estuvo cerca de darle al menos el rédito de un punto para llevarse a Mendoza. Pero Almagro juega realmente bien a la pelota, ganó 1 a 0, le sumó un nivel más a la ilusión de la gente, y en el comienzo de la tercera jornada mira a todos los rivales desde lo más alto de la tabla de posiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *