ARMENIA 2 – LIECHTENSTEIN 1: SE LO SACÓ DEL BÜCHEL

Foto: Photolure

Armenia transpiró en casa ante Liechtenstein pero terminó doblegándolo sobre el cierre para lograr su primera victoria en la Liga de las Naciones UEFA. La visita bancó la parada gracias a la tremenda actuación del golero Benjamin Büchel, quien le tapó un penal al capitán Henrikh Mkhitaryan.

El Estadio Republicano Vazgen Sargsyan de Ereván, capital armenia, recibió con mucho público y color el cotejo correspondiente al Grupo 4 de la Liga D en la Liga de las Naciones de la UEFA protagonizado por las Selecciones Nacionales de Armenia, dirigida por Vardan Minasyan, y Liechtenstein, conducida por el austríaco Rene Pauritsch. Ambos iniciando su camino buscando un cupo en la próxima Eurocopa y el ascenso a la Liga C.

Armenia, sin la convocatoria del argentino nacionalizado Norberto Briasco (Delantero de Huracán), arrancó mucho mejor el partido y teniendo las oportunidades de gol. Así fue como en treinta minutos logró romper la tensión del cero a su favor, Marcos Pizzelli recibió en plena medialuna y rápidamente sacó el latigazo de zurda que explotó contra el hierro derecho del golero Benjamin Büchel. Ganaba el Tricolor con la diana del nacido en Brasil.

Se abría el cotejo para el local, sin embargo Liechtenstein tendría una reacción inmediata logrando la igualdad apenas tres minutos después. Nicolas Hasler armó un jugadón por banda derecha y apura potencia llegó a meterse al área, desde la línea de fondo cambió el paso con una habilitación al ras y Sandro Wolfinger definió solito de derecha a gol. 1-1 al descanso.

Ya en el complemento Armenia retomó la manija del juego, hizo figura al golero local y se topó con una tremenda posibilidad de limpiarlo cuando su capitán y emblema Henrikh Mkhitaryan penetró al área y fue derribado por Rechsteiner, el juez albanés Enea Jorgji no dudó en sancionar penal. El propio Mkhitaryan se hizo cargo de la ejecución con buen derechazo cruzado pero Benjamin Büchel se lució bloqueando el shot del futbolista Gunner con estético manotazo.

Lo que quedó de partido tuvo a Liechtenstein dentro de su área, armando una telaraña que Armenia no podía romper. Y como suele ocurrir la férrea defensa se rompió con inspiración, Aras Özbiliz armó una tremenda apilada en campo rival, limpió futbolistas hasta que pudo llegar al fondo y sacar el centro atrás; Tigran Barseghyan recibió solito y con pierna derecha venció finalmente a Ben Büchel.

Ganó Armenia por 2-1, aseguró puntos como local y marcha firme en el arranque de la competencia. El domingo visitará a Moldavia, otro que también ganó en su debut.

Liechtenstein aguantó hasta donde pudo, y por su arquero mereció quedarse con algo. Los rojos y blancos tendrán revancha cuando reciba a Gibraltar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *