VÓLEY – ARGENTINA GRITÓ CAMPEÓN FRENTE A BRASIL

Foto: www.fivb.com

Argentina es bicampeón de la Copa Panamericana. En la final derrotó a Brasil por 3 a 2 con parciales de 25-27, 25-17, 25-22, 25-27 y 15-10. Con esta victoria se consagró de forma invicta de la 13° edición de este certamen.

El encuentro comenzó con una marcada paridad, aunque después del primer tiempo técnico, Brasil sacó una luz de cinco puntos de ventaja. El conjunto albiceleste fue limando la diferencia hasta llegar a la igualdad en 18 unidades. En un final apretado y con chances para ambos, los brasileños se lo llevaron por 27-25 a través de un contraataque efectivo de Henrique Honorato.

Con un buen pasaje de Ezequiel Palacios desde el servicio y también en la ofensiva, sumado a algunos errores por parte de Brasil, los dirigidos por Alejandro Grossi sacaron rápido provecho de la situación en el segundo capítulo hasta quedar 16-9 al irse al tiempo técnico. Desde allí, conservó la distancia y por 25-17 puso las cosas 1-1 en el global.

Argentina mantuvo el nivel en el siguiente episodio y siempre permaneció arriba en el parcial. Brasil achicó la brecha sobre el final pero, con tantos de Nicolás Bruno y Ezequiel Palacios, la selección de habla hispana lo cerró por 25-22.

La levantada de la Verdeamarela sobre el final del set precedente, se mantuvo a lo largo de la cuarta manga, en la cual fueron intercambiando el liderazgo en el score e incluso, Argentina, llegó a contar con la posibilidad de ganar el partido cuando se colocó 24-23. Sin embargo, no pudo abrocharlo en la siguiente pelota y Brasil terminó imponiéndose en ese set por 27-25 postergando la definición del certamen al tie break.

Argentina arrancó con una gran firmeza el último set del torneo. Sumando por diversas vías, se adelantó rápidamente en el tablero. Cuando Brasil había acortado la diferencia, una gran reconstrucción culminada con un remate de Nicolás Bruno le dio aire al elenco rioplatense que ganó 15-10 ese quinto parcial y concluyó festejando la defensa del título tras un error de su adversario.

Mientras Julio Velasco trabaja en Buenos Aires con el primer equipo buscando llegar de forma óptima a la Copa del Mundo, en el Córdoba Arena de Veracruz, los dirigidos por Alejandro Grossi y bajo la capitanía de Nicolás Bruno, con Matías Sánchez como el mejor armador del certamen y Ezequiel Palacios elegido el jugador más valioso del campeonato, Argentina terminó invicto en la competencia y se consagró por segundo año consecutivo campeón de la Copa Panamericana Masculina de Vóleibol y con el condimento agregado de vencer en la final a su clásico rival de toda la vida.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*