RACING 2 – ROSARIO CENTRAL 0: EL LÍDER POSITIVO

Borrón y cuenta nueva. La Academia dejó atrás un capítulo negro tras la eliminación de la Copa Libertadores en manos de River y derrotó al Canalla por 2 a 0 en el soleado mediodía de Avellaneda. Los dirigidos por Eduardo Coudet estuvieron firmes en todas sus líneas y, con un Lisandro López intratable, treparon a lo más alto de la tabla de posiciones de la Superliga.

Puntero absoluto y en soledad. Este Racing se repuso rápidamente del mal momento vivido en el Monumental y, a pesar de la gran cantidad de variantes que efectuó el «Chacho» con respecto a la derrota contra el Millonario, el equipo demostró solvencia, orden y vocación para vencer a un Rosario Central que llegaba al Cilindro como líder y con puntaje ideal.

Los hombres de Edgardo Bauza arrancaron mejor cuando el mediodía todavía no acusaba recibo en la República Argentina. Asfixiaban en la salida al dueño de casa, apostaban al buen pie de Washington Camacho que no solo era un canal de salida para los santafesinos sino también una carta ofensiva que llevaba peligro a la retaguardia de Gabriel Arias.

Cuando Racing se acomodó en la cancha, el cotejo se emparejó. Néstor Ortigoza probó de media distancia cuando iban 16 minutos de la etapa inicial pero el arquero de la Selección de Chile no tuvo inconvenientes en quedarse con el esférico. Después el que sufrió fue Rosario Central. Lisandro López convirtió de cabeza pero Patricio Loustau anuló la conquista por posición adelantada. Más tarde Jeremías Ledesma salvó con el tórax con remate de Matías Zaracho. Al momento de irse al descanso, el conjunto de Coudet parecía haber dejado una imagen más sólida que su rival en el global.

La Academia plasmó su orden en goles cuando empezó la complementaria. A los 4 minutos, producto de un tiro de esquina desde el flanco izquierdo, llegó el cabezazo de Leonardo Sigali para que el «Licha» López la empuje en el rectángulo menor y deje si reacción a Ledesma.

Con el 1 a 0, Racing no traicionó su idea de juego algo que cuestionaron puertas adentro respecto al cotejo con River. Rosario Central se salvó ni bien movió del medio porque Renzo Saravia castigó con un remate que se fue muy cerca del palo izquierdo. Los de Bauza, en contrapartida, respondieron con un cabezazo que Camacho que también revisitó algo de peligro para el arco de Arias.

Sin embargo, la Academia dominó el mediocampo durante la última media hora y borró por completo a su oponente que no podía acercarle un poco de fútbol a Fernando Zampedri y a Marco Ruben. Marcelo Díaz, un tiempista para poner la pausa, se apoyaba en el «Licha» López que además del gol se calzaba el overol para recuperar, armar jugadas y deleitar a la gente que lo aplaudió durante varios lapsos de la segunda parte.

Jonatan Cristaldo se perdió un gol increíble pero lo salvó la terna arbitral al marcar posición adelantada. Después el ex hombre de Vélez Sarsfield lo tuvo con un zapatazo en la puerta del área chica que salvó nuevamente Ledesma con el pecho. Hasta que, cerca del epílogo, Augusto Solari recuperó una pelota en campo enemigo, descargó para el ingresado Gustavo Bou y la pantera le devolvió la pared para que el otrora Estudiantes de La Plata lleve tranquilidad, estire la diferencia y ponga cifras definitivas en el Cilindro.

El dueño de casa ganó y en ningún momento su gente le reprochó la derrota en Copa Libertadores. «Licha» se puso la mochila al hombro en la previa y había asegurado que el único objetivo era salir campeón de la Superliga. Y con el 2 a 1, Racing positivo, con un líder positivo, desbancó a Rosario Central de lo más alto del campeonato para quedar como único puntero de la Superliga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *