SACACHISPAS 1 – SAN TELMO 1: AZÚCAR AMARGO

Ledesma endulzaba la tarde en Villa Soldati con un golazo que fue una verdadera delicia. El Lila ganaba pero no lucía mientras que el Candombero carecía de ideas para llegar al empate. Sin embargo, a cinco del final, Leonardo Incorvaía conectó de cabeza una pelota parada, Hugo Acevedo no pudo detener el testazo, y así la visita amargó al dueño de casa con un 1 a 1 que, claramente, les sentó mejor a los de Isla Maciel.

El partido en sí fue tedioso. Sacachispas arrancó mejor, se encontró con el gol, y después buscó dormir el juego. Lo planteado le salía a la perfección por mérito propio y por desidia ajena. San Telmo dependía de algún destello del eterno César Carranza o de la potencia de David Zarco. No obstanta, la última línea del equipo de Gustavo Cisneros le cerraba todos los caminos a los dirigidos por Eduardo Pizzo.

A los 3 minutos del primer tiempo llegó el Candombero con un cabezazo de Brian Benítez que se fue por arriba del travesaño. El resto, durante la etapa inicial, le correspondió al dueño de casa. Lo tuvo el ex Platense, Diego Molina Fariña, pero careció de fortuna. Cuando iban 19, Rodrigo Callegari Torre peinó una pelota para su arquero pero si notar que por detrás suyo aparecía Diego Ledesma que en una finta les robó la bola aunque Marcos Jara estuvo más atento, atoró al delantero, y se quedó con el esférico.

Antes de la media hora tuvo su chance Gonzalo Minguillón con un zapatazo que salió desviado. Era todo de Sacachispas pero necesitaba ese peso ofensivo que apareció, al rato nomás, cuando iban 32 del primer tiempo. Ledesma enganchó de volea una pelota en el área grande y su disparo se tornó inatajable para Jara. San Telmo, perdía 1 a 0, y debía asumir la responsabilidad de tomar las riendas si es que quería torcer el rumbo de la historia.

Zarco pudo igualar en el comienzo de la segunda mitad imitando al gol del ex Fénix pero su tiro se desvió en un hombre del Lila. Los locales apostaban al contragolpe y gozaban de un fondo bien cerrado que le anulaba todos los circuitos a los de Isla Maciel. Sin embargo, los de Cisneros solamente fueron solamente algún firulete de Leandro Cuomo y otro de Rodrigo Acosta.

Cuando iban 40, y al partido le faltaban cinco para que se acabe, el local falló en los cálculos. El Candombero tuvo una pelota parada que supo aprovechar con un cabezazo de Incorvaía que no revestía peligro. El impacto a la pelota del ex Ferrocarril Oeste parecía una tarea simple para Acevedo que no pudo frenar la pelota a pesar del salto y terminó sinigificando la parda final.

El cotejo careció de emociones pero los goles endulzaron un poco la tarde. El de Ledesma para Sacachispas fue un poco de azúcar para los de Villa Soldati que aspiraban a sumar cuatro puntos en las primeras dos fechas pero, después, llegó el empate de San Telmo que le amargó la tarde al Lila con un 1 a 1 que quedará rápidamente en el olvido. Aunque los de Cisneros todavía se lamenten por esa victoria que se les haya escapado sobre el epílogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *