PATRONATO 0 – RACING 3: EL MISMO PATRÓN ANTE LA ACADEMIA

Foto: @RacingClub

No hay caso. El Patrón le hizo goles a Boca aunque nunca pudo ganarle pero sí rescató un empate en 4 partidos jugados. Tampoco pudo vencer a Independiente pero de tres cotejos, dos fueron parda. Con River la historia le juega a favor al Negro. De hecho, San Lorenzo, nunca pudo vecer a los Santos del Tiro Federal. Sin embargo, con la Academia, la historia se repite. Los dirigidos por Eduardo Coudet vencieron 3 a 0 a los de Juan Pablo Pumpido en el Presbítero Padre Grella y ampliaron así la diferencia en un historia que habla de un 100 por ciento de victorias para los de Avellaneda que encima no registró tantos en contra enfrentando al elenco rojinegro.

El mismo Patrón. Cada vez que Racing enfrenta a Patronato le gana. Lo hizo dos veces en Avellaneda y repitió por vez primera en Paraná. De esta manera el conjunto del «Chacho» trepó a lo más alto de la Superliga alcanzando la misma cantidad de puntos que tenía en el Apertura 2001 cuando finalmente terminó dando la vuelta olímpica de la mano de Reinaldo Carlos Merlo. Los entrerrianos, con un arranque para el olvido, se sumergieron en la tabla del descenso y necesitan con urgencia sumar de a tres para soñar con otra temporada más en Primera.

El arranque fue parejo. De hecho la más clara fue para los de Pumpido cuando Nicolás Royón quedó mano a mano con Gabriel Arias pero el arquero nacionalizado chileno le ahogó el grito al delantero uruguayo. Con el correr del tiempo fueron los de Avellaneda los que tomaron el protagonismo y borraron del mapa al dueño de casa que no tuvo reacción alguna ante el mix que puso Coudet en cancha.

Guillermo Pol Fernández tenía el arco entre ceja y ceja. Un tiro libre suyo dio en el poste izquierdo de la retaguardia defendida por Sebastián Bértoli. Sin embargo, el ex Godoy Gruz tuvo revancha antes de la media hora inicial. Era Racing quien movía la pelota de un lado para el otro y, a los 29, Patronato dejó corto un despeje para que, el otrora Atlético Rafaela, acomode el esférico con un magistral disparo desde la medialuna.

Ganando 1 a 0, Racing siguió manejando los hilos. Más allá del tremendo zapatazo que le sacó Arias a Gabriel Carabajal, Patronato no pudo hacerle frente a un rival que trataba bien la pelota incluso cuidando a sus mejores piezas para el partido de Copa Libertadores del próximo miércoles ante River. Y si los de Buenos Aires no se fueron al descanso con un gol más a su favor fue porque Augusto Solari dilapidó una oportunidad inexplicable por encima del travesaño.

El 2 a 0 no tardó en llegar. Después del entretiempo, los del «Chacho» se encontraron con un rápido penal que Ricardo Centurión terminó convirtiendo sin problema alguno. Y con el Patrón totalmente desarmado, mas el ingreso de Gustavo Bou, los de Avellenda le bajaron la persiana al juego. Iban 26 minutos de la segunda mitad cuando Pablo Cuadra robó una pelota en mitad de cancha, corrió, descargó para la «Pantera» que le devolvió la pared y, con todo el arco a su merced, la mandó al fondo de la red para poner cifras definitivas en el Presbítero Padre Grella.

A Patronato le quedó incluso la espina clavada por el tiro libre de Mauricio Sperduti, sobre el final, que dio en el poste izquierdo del arco de Arias y se perdió por línea de fondo. Claramente el patrón del Patrón debía seguir siendo el mismo ante un Racing no sólo le ganó 3 a 0 en Paraná sino que además redondeó tres victorias en todos los partidos que se enfrentaron entre sí y que, para agrandar el historial, jamás recibió goles del conjunto mesopotámico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *