RESERVA – RACING 4 – VÉLEZ 1: EL FORTÍN TUVO ENFRENTE AL LAGARTO

Se recuperó el equipo de Eduardo Coudet y también lo hizo la Reserva que comanda Juan Fleita. Sin embargo, a diferencia del «Chacho», el «Lagarto» fue un hombre que durante su pasado como profesional supo arruinarle al Fortín más de una fiesta. Así, la Academia, en la gélida mañana del lunes feriado, goleó a los de Marcelo Gómez por 4 a 1 para dejar atrás una parda en Tucumán y empezar a sumar de a tres en el torneo de tercera.

Vélez volvió a tropezar y a mostrar falencias en la última línea tal como lo había hecho ante Newell´s en el juego disputado en la Villa Olímpica. Racing, que aprovechó para mostrar su potencial, encontró en Brian Mansilla a ese delantero que supo ser parte de algunos encuentros de la Superliga acompañando en el ataque a Lautaro Martínez como aquél cercano triunfo frente a Rosario Central en Arroyito.

Hubo paridad en el juego y en el marcador hasta que Mansilla hizo de las suyas. Quien también tuvo un pase por Quilmes, recibió un exquisito pase por la banda izquierda para colgar la pelota del ángulo más lejano y en una posición realmente incómoda. El arquero de la visita, Matías Borgogno, atinó nomás a manotear pero el chanfle fue tal que la diana tomó dimensiones mayestáticas en el predio «Tita».

Con un golazo, a los 22 minutos del primer tiempo, se rompió el hielo en la helada mañana de feriado. Así fue como Racing empezó a manejar los hilos del partido a través de Fabricio Domínguez y, el uruguayo, Rodrigo Amaral. Vélez Sarsfield, en contrapartida, había anunciado con un tiro de Álvaro Barreal y otro de Ramiro Cáseres que no generó mucho peligro para la atenta reacción de Gastón Gómez.

Los de Fleita, en ese dominio, encontraron el segundo tanto antes de irse al descanso. Una descarga en profundidad dejó a Federico Vietto cara a cara con el arquero y no falló. La mala noticia fue que el autor del tanto debió abandonar el campo de juego tras toparse con el guardameta a la hora de la definición. No obstante, el tanto fue válido y el 2 a 0 le caía a la perfección al dueño de casa.

Vélez no encontraba el rumbo y padecía en el «Tita» Mattiussi. Así fue como antes del cuarto de hora de la complementaria llegó el tercer grito para Racing producto de una gran jugada ofensiva donde Domínguez descargó hacia el medio para la entrada solitaria de Mansilla que estiró la ventaja. Y, a los 16 minutos, fue Amaral quien elaboró una asistencia magistral para el pique al vacío de Martín Ojeda. El ex Ferrocarril Oeste tuvo varias opciones de pase pero, tras eludir a Borgogno, decidió optar por su remate para estampar el 4 a 0.

Guido Mascheroni anuló al toque lo que hubiese sido el quinto tanto, y el hat-trick de Mansilla, que además contaba con un lujo magnífico de Amaral para dejar al ex Quilmes mano a mano con el arquero por enésima vez. El Fortín cambió todo el frente de ataque y eso terminó dándole algo de rédito cuando ya no le quedaba tiempo para torcer la historia. El «Chila» Gómez tuvo algunas tapadas providenciales pero no pudo quedar con su valla invicta ya que Tobías Zárate lo vulneró a cinco del final.

Una nueva derrota para la Reserva de Vélez que encima ya recibió siete tantos en dos encuentros. Racing, con el triunfo y la cantidad de goles, logró quedar como escolta del puntero de tercera división que es Newell´s. Los del «Lagarto» como en su época de jugador, no tuvieron piedad con la escuadra de Liniers y la golearon por 4 a 1 en una mañana que fue levantando temperatura de a poco en el «Tita» Mattiussi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *