BANFIELD: EL OPERATIVO DE CASI MEDIO MILLÓN DE PESOS ANTE BOSTON RIVER

Foto: @CAB_oficial

El regreso del público visitante puede ser un arma de doble filo para la economía de los clubes. Si bien es sabroso en cuanto al folclore popular, hay una realidad que enciende todo tipo de alarmas. El miércoles pasado, el Taladro tuvo que desembolsar casi medio millón de pesos por el operativo de seguridad para medirse ante un Boston River que tan sólo llevó 16 hinchas al Florencio Sola y que, dejaron en boletería, casi un cinco por ciento de lo que hubo que pagarle a la policía.

Menos de dos decenas de fanáticos del Verdirrojo uruguayo compraron sus entradas generales a un valor de mil cuatrocientos pesos argentinos. Lo que pudo parecer excesivo para el público visitante tiene un capítulo previo ya que, la gente de Banfield, tuvo que abonar el mismo importe para ver el juego de ida en el Estadio Centenario de Montevideo. Ahora bien, más allá de esa batalla de escritorio, la institución argentina padeció otra problemática que así como afecta a las entidades de la Superliga, golpea y duro a los clubes del ascenso.

Por el operativo de seguridad del encuentro ante Boston River, la dirigencia del Taladro pagó poco más de 443 mil pesos. Esta cifra, cercan al millón de pesos, claramente podría aumentar no sólo con la inflación que sufre el país constamente sino cuando para la primavera reciba a Independiente de Avellaneda, el primer fin de semana de octubre haga lo propio con San Lorenzo de Almagro, ni hablar del clásico con Lanús en noviembre o el año que viene le abra las puertas del Florencio Sola a River en febrero. Eso sí, claramente, si el Aprevide y AFA autorizan y apuran el hecho de la vuelta de los visitantes al fútbol argentino.

Lo cierto es que Banfield para abrir las puertas de su estadio ante un Boston River que sólamente trajo 16 espectadores desembolsó casi medio millón de pesos. Tal vez, que Boca haya jugado con Alvarado en Lanús dos horas y media antes pudo engrosar ese número. Pero más allá de todo, y sabiendo que los equipos suelen ser locales dos veces al mes, pensar en siete cifras para la policía no deja de ser un disparate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *