BANFIELD 2 – BOSTON RIVER 0: EL TALADRO NO PARA AUNQUE LA LUZ TE LA COBREN UN PERÚ

El Taladro fue una tromba en el Florencio Sola hasta lograr su objetivo de dar vuelta la serie ante el Verdirrojo uruguayo. Dos goles de Nicolás Bertolo le dieron la ventaja necesaria al conjunto de Julio César Falcioni que superó al equipo de Alejandro Apud recién en la complementaria. Con el 2 a 0, la escuadra argentina se metió en octavos de final de la Copa Sudamericana donde deberá medirse con Defensa y Justicia.

Banfield tuvo que batallar contra un durísimo Boston River que estuvo muy cerca de quedarse con la llave y, ambas escuadras, tuvieron una noche para el olvido con el flojísimo arbitraje del peruano Víctor Hugo Carrillo. De yapa hubo un corte de luz que frenó los embates del dueño de casa cuando antes del primer cuarto de hora tenía contra las cuerdas al elenco charrúa.

Los de Falcioni arrancaron con todo. Jesús Dátolo al minuto de juego optó por hacer la personal y su remate se fue por encima del travesaño. Luego fue el turno de un remate mordido de Julián Carranza y, cuando iban 9, Gonzalo Falcón se quedó con un buen intento de Marcelo Torres que de mediavuelta quiso romper la paridad.

Hasta ese entonces el dominio de Banfield era total pero el juez cobraba todo para Boston River. Para colmo de males, las luces del Florencio Sola se apagaron por completo y hubo que esperar más de un cuarto de hora para que la pelota volviese a rodar en el Lencho. Y justo en Argentina, que la luz cuesta un Perú, al dueño de casa se la cobran como le estaba cobrando el colegiado todas las jugadas divididas en Peña y Arenales.

Cuando la energía volvió al estadio, la intensidad de los dirigidos por Falcioni no fue la misma. Sólo el «Chelo» Torres pudo abrir la cuenta con un cabezazo de pique al suelo que Falcón desvió al tiro de esquina. Pero la más clara de la etapa inicial estuvo en los pies de Facundo Rodríguez que, frente al arco de Mauricio Arboleda, remató por encima del travesaño.

Banfield salió con todo a la segunda mitad. A los 5 minutos abrió la cuenta gracias a una exquisita jugada colectiva entre Torres y Emanuel Cecchini que terminó en una definición lujosa de Nicolás Bertolo. El ex River apareció tras las intermitencias de la etapa inicial para alimentar la ilusión y poner en jaque al Boston River.

Cuando iban 10 de la complementaria, el Taladro tuvo su gran oportunidad de dar vuelta definitivamente la historia. Empatados en el global, el peruano sancionó un penal en favor del local por un agarrón sobre Danilo Ortíz pero Dátolo terminó desperdiciándolo con un tiro desviado. Desesperado, el Verdirrojo comprendió que era el momento de lograr ese tanto que le complique la vida al dueño de casa y Gonzalo Mastriani tuvo un par de oportunidades que no contaron con la fortuna que deseaba.

Carrillo, volvió a darle un penal a los de Falcioni. Una infracción sobre Bertolo derivó en que el propio ex jugador del Zaragoza y el Palermo se encargue del remate desde los doce pasos. Y esta vez el anfitrión no falló para poner el juego 2 a 0 cuando iban 21 minutos. El tiempo restante fue un ida y vuelta constante. Juan Álvarez se perdió increíblemente el tercero que hubiese sellado la historia mientras que, en el área contraria, el travesaño le negó el descuento y la clasificación a Rodríguez.

Boston River quedó eliminado de la Copa Sudamericana con la frente en alto, apelando a sus herramientas y con la mala suerte de algunas situaciones que lo llevaron a quedarse con las manos vacías. El juez, que cobró mal para los dos equipos, fue protagonista en una noche donde el corte de luz estuvo a punto de pasarle una mala jugada al dueño de casa. Pero Banfield no paró su máquina, lo buscó en todo momento, y ganó 2 a 0 demostrando que también le costó un Perú pero ya está entre los mejores 16 de esta competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *