BOCA: EL SÉPTIMO EN DISCORDIA

Lucas Olaza firmó su contrato este lunes y se convirtió en el cuarto refuerzo del Xeneize. El lateral uruguayo se une a la lista que integran Sebastián Villa, Mauro Zárate y Carlos Izquierdoz.

Entre polémicas, Boca abrochó una nueva incorporación y sigue armando el plantel en busca de ganar toda competencia que se le presente. Con la Copa Libertadores como máximo anhelo, el elenco conducido por Guillermo Barros Schelotto sigue sumando nombres y casi que tiene recambio de sobra.

Luego de conocerse la lesión que sufrió Frank Fabra a tan solo días del comienzo del Mundial Rusia 2018, el sector izquierdo de la defensa de Boca quedó desprotegida. Sin el colombiano, el único con experiencia en el puesto era Emanuel Mas. Al ver esto, la dirigencia se movió rápido y le durmió el jugador con el que soñaba River Plate para sustituir a Marcelo Saracchi, Lucas Olaza. El oriundo de Montevideo, mostró un buen nivel en Talleres de Córdoba y eso le valió para que los equipos grandes se fijaran en él.

Ahora bien, con la llegada del uruguayo, en Boca surgió un inconveniente que muchos otros clubes empezaron a criticarle. El arribo de Olaza significa el séptimo extranjero (Sebastián Villa, Wilmar Barrios, Sebastián Pérez, Nahitan Nández, Edwin Cardona y Frank Fabra) que tendrá en la plantilla, cuando en el fútbol argentino solamente se permiten seis. De todas formas, posiblemente Sebastián Pérez emigre a Racing Club y el manto de críticas cese.

En cuanto a la negociación en sí, el charrúa de 24 años arribó a préstamo por una temporada con una opción de compra de cinco millones de dólares (5.000.000 USD). A su vez, pasaron a préstamo a la T, los mediocampistas Tomás Pochettino (con opción de compra) y Gonzalo Maroni (sin opción). Este último se unirá una vez que regrese del torneo Sub 20 que disputa Argentina en L’Alcúdia, Valencia. Por otro lado, Boca le abonó dos millones y medio de dólares (2.500.000 USD) por el diez por ciento (10%) del pase que tenían los cordobeses de Cristian Pavón.

Con respecto al tema Esteban Andrada, las negociaciones con Lanús están casi cerradas y el arquero podrá aparecer como alternativa para Agustín Rossi. En caso que se concrete, al Granate le ingresará una suma cercana a cinco millones de dólares y con la chance de que Guillermo Sara pase a defender los tres palos en el Sur del Gran Buenos Aires.

Foto: Gentileza del departamento de prensa de Boca Juniors.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*