gtag('config', 'UA-63643000-1');

ALMIRANTE BROWN: EN FRAGATA Y MOTONETA

Foto: Infierno Rojo

El delantero Sebastián Ariel Penco es nuevo refuerzo del Club Almirante Brown de cara a la próxima temporada de la Primera B Metropolitana 2018/2019. En el último año jugó para Atlético San Luis de México, del fútbol de ascenso. Motoneta vuelva a Isidro Casanova, donde dejó un grato recuerdo cuando consiguió el ascenso a la B Nacional en el año 2007.

En Isidro Casanova se está haciendo costumbre recibir a viejos conocidos. La temporada pasada volvió el director técnico Blas Armando Giunta, y con él al mando, Almirante Brown pudo mantener la categoría en la última jornada ante Villa San Carlos (que finalmente, descendió a la C). Y en las últimas horas se confirmó el retorno de otro jugador muy querido. Se trata del delantero Sebastián Ariel Penco, de última temporada en el ascenso del fútbol mexicano.

Motoneta tiene 34 años y es oriundo del partido de Morón, provincia de Buenos Aires. Comenzó su carrera como profesional en Deportivo Español. Luego de una temporada en la cual disputó 54 partidos y marcó 26 goles, llamó la atención de varios clubes por su porte físico y su gran habilidad para cabecear. En 2004 lo fichó Racing Club de Avellaneda. Sin mucho lugar en La Academia (sólo jugó seis cotejos en la Primera División), retornó al ascenso del fútbol local.

Pasó por Nueva Chicago, Almagro y otra vez, en El Gallego. Pero recién en la temporada 2007/2008 encontraría su lugar en el mundo. Recaló en el Mirasol. Allí jugó 41 partidos y convirtió 19 goles, pero habría uno que lo marcaría a fuego. En la final por el ascenso a la B Nacional, La Fragata se midió ante Estudiantes de Buenos Aires. Tras el 0 a 0 de la ida, y el desquite se jugó en Junín. Dicho duelo lo ganó Almirante Brown con el gol de Penco. De esa forma, le dio al elenco de La Matanza el ascenso después de 9 años a la segunda división.

Su carrera continúo en Grecia, más precisamente en Skoda Xanthi. Con poco rodaje en el fútbol europeo, volvió a Sudamérica. Su nuevo equipo fue Everton de Chile. Tras medio año en el país trasandino, retornó al fútbol local. Durante las siguientes cuatro temporadas fue parte del plantel profesional de San Martín de San Juan. Allí jugó 126 encuentros y convirtió 45 goles, además de conseguir el ascenso a la Primera División en 2011.

En 2013 Independiente perdió la categoría por primera vez en su historia y debió jugar la B Nacional. Para afrontar dicha competencia, requirió de los servicios de Penco. Quizás no tuvo mucha participación en cuanto a los goles anotados, pero al fin y al cabo, consiguió el objetivo de volver a la elite del fútbol nacional. En 2015 volvió a salir del país para jugar en Once Caldas de Colombia.

Tras un año en tierras cafeteras, donde jugó 28 partidos y convirtió cinco goles, volvió al país para jugar en Aldosivi de Mar del Plata. En el Tiburón tuvo un gran desempeño. Jugó un total de 33 cotejos y mojó la red en 9 ocasiones. Finalmente en la temporada 2017/2018 permaneció en Atlético San Luis de México, del fútbol de ascenso.

Sin dudas, su regreso al Mirasol traerá más que una sonrisa. Se sumará al plantel profesional y estará a la par del equipo que conduce Giunta. Además de la llegada de Motoneta, antes habían arribado a la institución Matías Giordano, Nicolás Monserrat, Iván Centurión, Milton Ramos, Marcos Britez Ojeda, David Franco, Emmanuel Lucero, Ezequiel Melillo, Kou Gotou y Brian Cáceres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *