Gentileza: @debate_millo

River goleó por 3 a 1 a Villa Dálmine en el Antonio Romero de Formosa para avanzar a los octavos de final de la Copa Argentina 2018 y seguir soñando con el tricampeonato. Los goles de Gonzalo Martinez -de penal-, Ignacio Fernandez y Lucas Pratto le dieron el 14° triunfo consecutivo en este certamen a los dirigidos por Marcelo Gallardo que enfrentarán, en la siguiente instancia, al ganador de Lamadrid-Platense. Marcos Martinich señaló el del honor para los de Campana.

En el Estadio Antonio Romero de Formosa, River y Villa Dálmine eran los encargados de darle marcha a los 16° de final de la Copa Argentina 2018. El Millonario, bicampeón defensor, llegaba tras golear por 7-0 a Central Norte de Salta mientras que el Viola venía de borrar, desde los tiros del punto penal, a UAI Urquiza.

En el comienzo del compromiso fueron los dirigidos por Felipe De la Riva los que salieron de mejor forma y contaro con las primeras situaciones de peligro para adelantarse en el marcador: a los 4 minutos, Martín Comachi cabeceó tras un centro desde la derecha y provocó una gran intervención de Franco Armani; sesenta segundos después, Federico Jourdan desbordó y remató a puerta pero una vez más fue el N°1 Millonario el que intervino.

Con el pasar de los minutos, el equipo de Marcelo Gallardo fue acentuándose dentro del terreno de juego y, sobre el cuarto de hora, contaría con una inmejorable oportunidad para romper la paridad producto de un penal sancionado sobre Ignacio Scocco por Juan Ignacio Dobboletta. De la ejecución se hizo cargo Gonzalo Martinez, rematando hacia la izquierda mientras el portero volaba al otro palo, estableciendo el 1-0 para el Millonario.

A pesar de dominar la tenencia del balón, River estaba lejos de demostrar su mejor versión futbolistica y los de Campana contarían con algunas chances para igualar el tanteador como cuando a los 28, Marcelo Estigarribia remató pero fue el palo el que le dijo que no. El primer tiempo llegaba a su fin y los equipos se iban al descanso con solamente un gol de diferencia.

Ya en la complementaria, el elenco de Núñez estiraría su ventaja en los primeros minutos: habían transcurrido cinco minutos de comenzado cuando Lucas Pratto bajó un pelotazo desde el campo propio, aguantó y jugó al medio para la entrada de Ignacio Fernandez, quien controló con suma tranquilidad y decretó el 2-0.

Con dos goles de distancia, River ganó en tranquilidad y comenzó a hacer más largas las posesiones con el balón, dejando que el tiempo pase. Más aún cuando, sobre los 13 minutos, Pratto escapó por izquierda, levantó la cabeza y definió de manera sublime con la cara externa de su botín para colocar el balón por encima de la integridad de Dobboletta y estampar el 3-0 con un verdadero golazo.

Ese tanto de Pratto pareció definir la suerte del partido ya que, más allá de algunas ocasiones  y el empuje de Villa Dálmine, Armani se encargaba de disipar cualquier intento de descuento. Hasta que, a falta de tres minutos para el final, Marcos Martinich ganaría tras un córner y lograría el descuento para el Viola aunque ya sería demasiado tarde. No hubo tiempo para más, fue triunfo por 3-1 para el Millonario que logró su 14° triunfo consecutivo en este certamen y accedió a los octavos de final donde enfrentará al ganador de Platense y Lamadrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *