BROWN DE ADROGUÉ: EL ADIÓS A UN GRANDE

Foto gentileza: http://www.cabrowndeadrogue.com.ar

Por: Tomás Díaz

En la madrugada de éste 26 de agosto falleció Juan Carlos Vairo. El ex presidente, técnico, jugador pero eterno hincha de Brown de Adrogué sucumbió en la lucha con una enfermedad que lo aquejaba. El padre del actual mandatario de la institución «Tricolor» quedará para siempre en la historia grande del club como el primer eslabón de una cadena de éxitos.

Juan era una persona muy querida no sólo en lo que respecta a Brown de Adrogué. También en el ámbito del fútbol de ascenso era apreciado por jugadores que lo conocieron, técnicos que estuvieron bajo su mandato u otros dirigentes que constantemente reconocen el trabajo de la familia Vairo dentro de Brown. Y ¿cómo no iba a trabajar para el «Trico» si era, junto a su círculo personal, su vida?

Vairo padre nació antes de la fundación de la institución que tanto le debe, por lo que se podría decir que es hincha hasta incluso antes de que exista Brown. El nacido en Chivilcoy vivió su vida al lado de la del equipo de Adrogué. Creció con el club y siempre veló por su bien. Por eso colaboró siempre por «su club de barrio», tanto desde lo deportivo como desde lo económico.

Todo lo hizo en pos de un sueño que logró concretar: ver en lo más alto al club del que era hincha y donde se criaron sus hijos. A pesar de haber estado siempre metido en la política del club, a principios de los 90 asumió la presidencia. Fue el principar artífice del salvataje durante una dura crisis que azotaba a Brown. Y desde allí no paró más.

Como presidente, Juan Vairo tiene el siguiente palmarés: el ascenso por primera (y única) vez a la B Metropolitana en la temporada 1996/97, el haber salido campeón en el 99/00 pero sin ascender por el formato del torneo en ese entonces y quizás el logro más acertado: la incorporación de Pablo Vico a Brown. Es cierto que no fue el técnico oficial durante su mandato, pero sí se ocupó del cuidado del club, del baby fútbol, las inferiores e interinatos que fueron preparando al técnico que hoy conocemos.

En el 2013, ya con Adrián Vairo como presidente, Juan y su familia pudieron cumplir el anhelo de una vida. En la emotiva definición por penales en cancha de Almagro, el «Trico» de Adrogué llegó por primera vez a la Primera B Nacional, la categoría más grande del ascenso argentino.

Más allá de su paso como político (fue Concejal del partido de Almirante Brown), Juan Vairo es un hombre de fútbol. Y es un hombre de Brown de Adrogué. Y Brown de Adrogué es hoy lo que es por Juan Carlos Vairo. Y así será siempre. Pasó a la eternidad un hombre querido por todos. Se fue llevándose consigo una vida ejemplar sin reproches, en la que pudo tener una vida plena y haciendo felices a su familia, amigos, e hinchas de su Brown.

Buen viaje, Juan, sin dudas el fútbol argentino agradece el legado que nos dejaste.