CARACAS (VEN) 2 – SPORT HUANCAYO (PER) 0: UN ROJO MÁS FUERTE

Foto: EFE - Diario de Caracas

Caracas superó por dos a cero a Sport Huancayo en el compromiso que dio inicio a la reanudación de la Copa Sudamericana 2018. El Rojo caraqueño golpeó en momentos claves dominando un cotejo discretísimo ante el Rojo huancaíno y quedó realmente cerca de consumar la clasificación a los Octavos de Final. La revancha será el próximo martes en Perú.

El Estadio Metropolitano de Lara, Venezuela, sirvió de escenario para un duelo entre Rojos en la reanudación de la Copa Sudamericana 2018. Allí hizo las veces de local el Caracas Fútbol Club recibiendo al Club Deportivo Sport Huancayo de la ciudad homónima del Perú. Los Rojos del Ávila, dirigidos por Noel Sanvicente, accedieron a la Segunda Ronda tras eliminar al Everton de Chile. Por su parte el Rojo Matador, comandado por el argentino Marcelo Grioni, lo logró luego de superar en el score global al también chileno Unión Española. El conjunto caraqueño disputa la quinta Sudamericana de su historia, mientras que los huancaínos la sexta.

El partido se quebró casi de inmediato a favor del local, alcanzando el sexto minuto de juego. Juan Muriel sacó un potentísimo despeje de zurda, apenas delante de su propia área, que cruzó todo el largo del campo ubicando el pique de Diomar Díaz; el Diez dominó de pecho en el ingreso al jardín rival, superó la marca del ex Atlético Rafaela Rodrigo Colombo y definió a gol con certero derechazo ante la apurada salida de Joel Pinto. Ganaba el Rojo caraqueño.

La diana aplacó el match, Caracas manejó cómodamente su ventaja e incluso pudo aumentar con otra intervención de Diomar Díaz, quien está vez si se topó con la buena respuesta de Pinto. Sport Huancayo sintió el golpe y no encontró reacción, intentó apretar por inercia pero se movió lejos de la igualdad.

Ya en el complemento El Rojo Matador se topó con una tremenda acción para nivelar el tanteador. Jean Deza se hizo cargo de un tiro libre frontal a treinta metros de la portería local y ejecutó un bien direccionado derechazo que explotó contra el poste diestro de Eduardo Herrera. Se salvó Caracas.

Durante la segunda mitad Sport Huancayo adelantó líneas pero no pudo volver a generar una maniobra potencialmente determinante. Lejos de eso dejó espacios que Caracas intentó aprovechar, Jesús Arrieta comandó un contragolpe letal que dejó solito a Fernando Aristeguieta; el centrodelantero definió algo incómodo de primera desviando el tiro al arco vacío.

Pero tras desaprovechar una clara llegaría la revancha, nuevamente Jesús Arrieta penetró como un puñal al área huancaína donde fue derribado por la salida de Joel Pinto y el juez paraguayo Ivo Méndez no dudó en sancionar penal para Caracas. Ricardo Martins tomó la responsabilidad y cruzando el derechazo consumó, a ocho de los noventa, el 2-0 que resultaría definitivo.

Ganó Caracas un partido realmente chato, golpeó en los momentos justos y direccionó la serie a su favor. La misma se definirá el próximo martes 24 en el Estadio Huancayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *