FRANCIA: “TENEMOS EL PRIVILEGIO DE DARLE FELICIDAD A LOS FRANCESES”

Foto: Captura FIFA TV

Todo fue alegría en la conferencia de prensa FIFA que Didier Deschamps brindó luego que su Francia se impusiera por la mínima ante Bélgica en las Semifinales de Rusia 2018. El seleccionador, Campeón del Mundo como jugador en 1998, destacó la competitividad del plantel a pesar de la gran juventud y pidió saborear el momento. Además confesó que dejará a los jugadores pasar tiempo con sus familias y aseguró que darán todo para aprovechar esta oportunidad histórica.

“Es algo excepcional, estoy muy contento por mis jugadores. Es un mérito grande haber logrado la diferencia con un balón parado, ya que esa es una de las fortalezas de Bélgica, un equipo muy atlético, con ocho jugadores que superan 1.90m. Haber resistido, y marcar la diferencia en eso, es muy valorable. Hay que ser pragmático y realistas, Bélgica tenía más control que nosotros. De todas formas pudimos hacerles daño, y con un poquito más de precisión podríamos haberlos lastimado aún más” Arrancó Deschamps su breve análisis sobre el cotejo, asegurando de inmediato que este conjunto francés tiene mucho más para ofrecer desde el juego.

“Supongo que siempre podemos hacerlo mejor, está claro que hay material para superar este nivel. Hay una realidad, tengo un equipo muy joven, catorce de ellos son debutantes en la Copa del Mundo. Hay mucho para mejorar y el tiempo ayudará, se supone que serán más fuertes en dos años, en cuatro años. No estaremos haciendo todo bien, pero está más que claro que somos competitivos, estoy muy orgulloso de ellos y del estado de ánimo que los impulsa. Con un estado mental como el que tenemos podemos mover montañas y eso es lo que hicimos hoy.”

Claro que varias preguntas estuvieron orientadas al único Mundial conquistado por Francia, en 1998 y justamente con Didier Deschamps como capitán. El hoy entrenador intentó moderar las emociones y también deslizó un dolor latente por la Final de Eurocopa perdida hace dos años como local ante Portugal: Hoy logramos una victoria que nos traerá siempre buenos recuerdos, tendremos el gran privilegio de estar en la final de la Copa del Mundo después de lo que nos ocurrió  hace dos años, algo que fue realmente doloroso. Tenemos que saborearlo, sobre todo con la Final de Euro perdida tan fresca. Hoy tenemos el privilegio de dar felicidad a las personas, de compartir eso con los franceses. Todavía no nos damos cuenta, tenemos mensajes, tenemos fotos,  regresamos al país  después del domingo y haremos todo para que haya aún más felicidad.”

Además le preguntaron si podía tomar como una señal el hecho de haberse clasificado a la Final con gol de un defensor, al igual que en 1998, cuando dos dianas de Lilian Thuram llevaron a los Bleus a su primera definición Mundialista: No puedo responder esa pregunta, todos tienen su destino. Debemos saborear, disfrutar, tenemos cinco días de preparación. Ahora pasaremos cuarenta y ocho horas con nuestras familias, miraremos mañana en nuestra silla a quien nos enfrentaremos. Haremos todo lo posible para que sea nuestra esta vez, no como hace dos años.”

Y cerró, en comparación con 1998. “Es diferente, no estoy en el mismo papel. Puedo ver de otra manera a los jugadores y estoy muy feliz por ellos, y por mí también. El orgullo de estar allí es gigante, podría parecer presuntuoso que algunos jugadores puedan decir: -Queremos ser Campeones del Mundo. Podemos serlo, pero todavía no lo somos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *