CROACIA 2 – INGLATERRA 1: TRES LEONES Y ONCE FIERAS

Foto: @HNS_CFF

¡Croacia Histórica! La Vatreni arrancó perdiendo ante Inglaterra con el tempranero gol de Kieran Trippier, sin embargo Ivan Perisic igualó en el complemento y Mario Mandzukic lo dio vuelta durante el segundo tiempo extra para darle a su país el acceso a la Final del Mundo por primera vez. Los croatas mordieron pero también jugaron, guiados espiritual y deportivamente por Luka Modric, sosteniendo sin modificaciones a sus once titulares durante 94 minutos; ahora se medirán ante Francia en la gran Final del domingo. Por su parte Los Tres Leones tuvieron las suyas para liquidarlo, aunque terminaron helados por la situación.

El Gran Estadio Deportivo del Complejo Olímpico Luzhnikí de Moscú abrió sus puertas por sexta, y anteúltima, vez para recibir la segunda Semifinal de la Copa Mundial Rusia 2018 entre las Selecciones Nacionales de Croacia e Inglaterra. Francia ya tenía asegurado su lugar en la Final del próximo domingo, también en Luzhnikí, y esperaba cómodamente por conocer ante que rival disputaría el título de Campeón Mundial.

La Vatreni, dirigida por el bosnio Zlatko Dalic, accedió a esta instancia por segunda vez en su breve historia Mundialista (Compite como tal desde 1998) tras superar por penales a Rusia en Cuartos (2-2) y a Dinamarca en Octavos (1-1). Fue líder del Grupo D ganando sus tres compromisos ante Nigeria, Argentina e Islandia recibiendo solamente un gol. Croacia buscaba su primera Final en Copas del Mundo.

En tanto Los Tres Leones venían de superar sin grandes complicaciones por dos a cero a Suecia en Cuartos de Final, antes habían eliminado por penales a Colombia en Octavos (1-1). El conjunto dirigido por Gareth Southgate fue escolta de Bélgica en el Grupo G, allí superó a Túnez y Panamá cayendo con varios suplentes ante los propios belgas. Los ingleses jugaban por tercera vez una Semifinal del Mundo, primera desde 1990, y buscaban  volver a una Final tras su consagración en 1966.

Y el partido no pudo arrancar de mejor forma para Inglaterra, ya que en apenas cinco minutos logró romper la tensión del cero a su favor luego que Modric se llevara puesto a Dele Alli detrás de la medialuna del área croata. Kieran Trippier se hizo cargo del tiro libre con un potente derechazo a pie abierto que voló por encima de la barrera y cayó justo para explotar con el ángulo superior izquierdo de Danijel Subasic. Primera diana Mundialista para el futbolista del Tottenham, buena colocación y velocidad para superar la resistencia de un golero que dejó la sensación de poder hacer algo más.

Croacia acusó el golpe, y aunque no sabemos si el gol modificó o no su plan inicial tomó la iniciativa buscando hacerse cargo de la pelota. Luka Modric fue el eje principal manejando los ataques y casi todas las acciones terminaban con la apertura a las bandas, sin embargo tanto Vrsaljko como Brozovic, Strinic y Perisic estaban imprecisos a la hora de meter el centro al área en búsqueda de Rebic y Mandzukic.

Inglaterra tenía complicaciones para generar juego pero siempre que encontraba espacio lastimaba con las carreras de Raheem Sterling y Jesse Lingard; Jordan Henderson no lograba convertirse en el conector como en partidos anteriores y por eso Kane retrocedía en el campo buscando la pelota. De todas formas fueron Los Tres Leones quienes quedaron a centímetros del segundo, Dele Alli combinó al centro con Lingard y este filtró la bocha para el solitario desprendimiento de Harry Kane. El goleador de la Copa del Mundo definió sin marca en diagonal pero Danijel Subasic bloqueó con rebote el mano a mano, la globa volvió a quedarle a Kane sin embargo su derechazo se estrelló en el poste para perderse tras carambola.

Croacia parecía mejor armado en su intención, sin embargo Inglaterra era quien aparentaba tener las herramientas para conseguir más fácilmente el gol. Esta sensación se mantuvo ya ingresado el complemento, La Vatreni fue profundizando su juego asociado con Modric apareciendo libre en cada sector del mediocampo aunque seguía fallando en la puntada final.

Generaba peligro, pero siempre le faltó ese toque final para al menos atinar a los tres postes. Esto terminó ocurriendo en el minuto veintitrés con Ivan Rakitic abriendo sobre la banda derecha para la proyección de un Sime Vrsaljko que al fin logró meter un centro picante; la bocha cayó sobre el poste opuesto y allí Ivan Perisic logró un tremendo anticipo de zurda, ante la marca de Kyle Walker, dejando estéril la volada de Pickford. Igualaba Croacia y estaba bien, el jugador del Inter levantó la pierna con limpieza consumando su segunda diana en Rusia 2018.

A partir de ese momento los croatas entendieron que podían ganar el partido y buscaron llevarse puesto al rival con Perisic como abanderado del empuje; Ivan sacó jugo del pésimo despeje de Jordan Pickford metiéndose por el vértice izquierdo del área a puro amague e inventando un zurdazo que pegó en el poste izquierdo del golero del Everton. Muy cerca La Vatreni.

Inglaterra quedó visiblemente golpeado por la situación y perdió el poco vértigo ofensivo que le quedaba, Southgate buscó refrescar el ataque con el ingreso de Marcus Rashford pero el delantero del Manchester United jamás entró en juego. Kane dejó de ser nueve para empezar a moverse de diez y ningún inglés se hizo cargo de la pelota, al menos no como Luka Modric, quien despertó aplausos en cada intervención.

Los diez finales fueron casi de transición, Croacia mermó en intensidad pero siempre con el balón como aliado. Inglaterra rogó por un balón parado que terminó cayéndole sobre el cierre, sin embargo Harry Kane cabeceó pésimo en gran posición. Final del tiempo regular con igualdad en uno, hora del tiempo extra.

El primer cuarto de hora adicional mostró mejor a Inglaterra, Los Tres Leones parecían mejor parados desde el aspecto físico y pudieron retomar las riendas del score con otra pelota quieta. Kieran Tripier, amo y señor de la pegada inglesa, levantó el tiro desde la esquina derecha ubicando un espectacular salto de John Stones; el impacto superó las posibilidades de Subasic pero Sime Vrsalkjo despejó el peligro de cabeza y sobre la línea.

Croacia también tuvo su bala de plata, Ivan Perisic desniveló por banda izquierda y su centro encontró la gran llegada de Mario Mandzukic en puertas del área chica; Jordan Pickford se jugó la vida bloqueando el mano a mano. La Vatreni modificó su once inicial recién durante este periodo.

Ya durante el segundo tiempo extra ocurriría el, por ahora, momento neurálgico en la historia del Fútbol Croata. Corrían cuatro minutos cuando Josip Pivaric lanzó un centro largo al área inglesa, Walker despejó con complicaciones e Ivan Perisic terminó ganando un rebote metiendo contra el jardín de Pickford un cabezazo que terminó transformándose en espectacular habilitación.  Mario Mandzukic, y toda su capacidad, leyó con mucha velocidad la maniobra desprendiéndose de los centrales rivales para tomar la redonda y mandarla a guardar con un zurdazo eterno. Explosión croata en Moscú, y en cada rincón del planeta, patada memorable del inagotable delantero para poner a Croacia arriba en el marcador.

Vale la pena volver a ver el gol para advertir el gesto del futbolista de Juventus, quien segundos antes de ir a buscar la pelota agacha la cabeza con frustración tras el centro interceptado de Pivaric. Cuarta diana Mundialista para el futbolista de 32 años, segunda en Rusia 2018.

Inglaterra quemó naves con el ingreso de Jamie Vardy, sin embargo el golpe fue imposible de digerir y el tiro del final jamás llegó.

Final y triunfo de Croacia, espectacular e histórico. La Vatreni disputó tiempo extra en sus tres partidos a mata-mata del Mundial y ahora se medirá el próximo domingo ante Francia, nuevamente en Moscú, en lo que será su primera Final del Mundo.

Fue todo para Inglaterra, que no tuvo reacción y mostró poco amor propio. Le queda la disputa por el tercer puesto, el sábado frente a Bélgica en San Petersburgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *