SUECIA 0 – INGLATERRA 2: LEONES ALADOS

Por: Nicolás Ziccardi

Inglaterra superó por dos a cero a Suecia en Samara y avanzó a las Semifinales de la Copa del Mundo Rusia 2018. Los Tres Leones manejaron mejor las acciones del cotejo encontrando su diferencia con una especialidad de la casa, el juego aéreo, mediante los cabezazos en cada tiempo de Harry Maguire y Dele Alli. Por su parte la Blågult ofreció realmente poco, pero cuando intentó ser peligrosa se topó con espectaculares salvadas del golero Jordan Pickford. Los Creadores estarán por tercera vez en la historia entre los cuatro mejores de un Mundial, primera desde 1990.

El Cosmos Arena de Samara abrió por sexta y última vez sus puertas en esta Copa Mundial Rusia 2018 para recibir el cotejo correspondiente a los Cuartos de Final entre las Selecciones Nacionales de Suecia e Inglaterra. Ambos disputaban el tercer partido entre sí en la historia de los Mundiales, los dos anteriores habían sido por fase de grupos y terminaron en empate (1-1 en 2002 y 2-2 en 2006).

La Blågult, conducida por Jan Olof Andersson, llegaba a esta instancia tras superar por la mínima a Suiza en un cotejo realmente discreto. El actual proceso sueco se caracterizó por dejar en el camino a potencias históricas, logró avanzar en las Eliminatorias Europeas por sobre Holanda y despachó mano a mano a Italia para obtener su clasificación. Ya en Rusia logró imponerse en el Grupo F liderando una zona testigo de la temprana eliminación de Alemania. Suecia buscaba meterse entre los cuatro mejores de un Mundial por quinta vez en su historia.

En tanto Los Tres Leones de Gareth Southgate, con 23 jugadores seleccionados de la Premier League, se metieron en Cuartos de forma apretada tras igualar 1-1 con Colombia e imponerse en la definición por penales. Con solo tres futbolistas superando los treinta años los ingleses avanzaron cómodamente el Grupo G y a fuerza de un potente juego aéreo, más la dinámica de sus intérpretes, se ilusionaban con llegar a Semifinales por tercera vez en la historia.

La primera mitad tardó en armarse, Inglaterra trató de controlar la pelota pero Suecia propuso una presión alta que no le permitió al equipo de la Rosa lograr tenencias prolongadas. La Blågult buscaba meterse en campo inglés pero solo cuando no tenía la bocha, una vez que la obtenía se movía lejos del golero Jordan Pickford y no encontraba conexiones entre los picantes Ola Toivonen y Marcus Berg.

La primera opción clara de gol fue para Inglaterra, el jamaiquino Raheem Sterling armó la jugada por derecha y habilitó en puertas de la medialuna a un Harry Kane que shoteó cruzado apenitas ancho al poste derecho de Robin Olsen. Esta acción marcó el inicio de la remontada inglesa en el cotejo, ubicando mejores espacios entre líneas.

Pero la tensión del cero se terminó rompiendo como marca la tradición del fútbol inglés, su notable poderío aéreo. Alcanzando el minuto treinta Ashley Young levantó de zurda el tiro desde la esquina izquierda que encontró el tremendo salto de Harry Maguire en el punto penal; El defensor del Leicester City bancó la marca de Forsberg metiendo un notable cabezazo entre Robin Olsen y su poste derecho. Arriba Inglaterra.

Los Tres Leones pudieron estirar su ventaja durante el cierre tras una gran habilitación de Jordan Henderson que Raheem Sterling dominó perfecto en el ingreso al área. El atacante del Manchester City buscó eludir mano a mano al golero pero Olsen metió un manotazo salvador, Sterling volvió a shotear pero el cierre de Granqvist despejó a córner.

Ya en el complemento Suecia sacudió de inmediato la modorra generando su primera situación de gol en la tarde de Samara. Ludwig Augustinsson metió el centro desde la izquierda y Marcus Berg, en puertas del área chica, sacó un potente cabezazo que Jordan Pickford salvó de forma notable volando sobre su izquierda.

Pero esta maniobra sería solo un espejismo en el cotejo, la especulación sueca regresó de inmediato e Inglaterra tomó la pelota pareciéndose un poco más al del cierre de la etapa inicial. Y apretando llegó al segundo, Kieran Trippier recibió en posición de wing derecho apoyándose en un Jesse Lingard que de primera cambió la dirección del ataque metiendo el balón al poste opuesto. Allí Dele Alli dio un paso adelante para aparecer sin ningún tipo de oposición, habilitado, logrando el potente cabezazo frontal que superó la reacción de Robin Olsen. Dos a cero Los Tres Leones.

Suecia salió a quemar naves por primera vez desde su victoria ante México y quedó a tiro del descuento tras una buena maniobra entre Ola Toivonen y Marcus Berg, quien dejó la bocha al ingreso del potente disparo a cargo de Viktor Claesson que Pickford salvó con otra gran estirada. Y minutos más tarde el arquero del Everton volvería a lucirse ante un shot a quemarropa de Marcus Berg, quien cerró una veloz contra con derechazo desde el punto penal.

Las muy buenas reacciones de Pickford ante los embates Blågult impactaron en el empuje ofensivo de Suecia. Inglaterra transitó sin grandes complicaciones el cuarto de hora final, refrescando la dinámica en mitad de cancha con los ingresos de Fabian Delph y Eric Dier. Los minutos avanzaron hasta consumirse, Los Tres Leones defendieron con argumentos nobles la diferencia ante un conjunto sueco que no pasó de esporádicos chispazos.

Ganó bien Inglaterra y por tercera vez en su historia estará entre los cuatro mejores de una Copa del Mundo. Lo logró por primera vez en 1966, donde fue Campeón y anfitrión, repitiendo la gesta en Italia 1990; allí donde quedó eliminado por penales en Semifinales ante Alemania y perdió el cuarto puesto mano a mano con el local. Gusto a poco para un fútbol con tanta tradición y neurálgico en la historia de este deporte, pero tendrá su revancha contemporánea.

Ahora los ingleses aguardarán para conocer a su rival en Semifinales, mismo que saldrá del cotejo entre Rusia y Croacia. Su próximo partido será el venidero miércoles en Moscú.