Foto: Lucas Figueiredo / CBF

Brasil tendrá una verdadera prueba de fuego cuando se mida ante Bélgica en los Cuartos de Final de Rusia 2018. La Canarinha viene creciendo junto al torneo agregándole motivos concretos a su lógica candidatura, y aunque todavía parece moverse por debajo del techo los de Tite se mantienen firmes en la carrera hacia su Sexta Copa Mundial.

La Selección Brasileña de Fútbol se prepara para encarar la instancia de Cuartos de Final por decimosexta vez en su historia Mundialista, séptima de forma consecutiva. Es sabido que el Scratch es sinónimo de Copa Mundial, es el seleccionado que más títulos logró (5), el que más cotejos ganó (73), el que más goles anotó (228) y el único que ha disputado todas las ediciones jugadas (21).

Su abrupta caída por 7-1 ante Alemania en Belo Horizonte, durante el Mundial que organizó en 2014, sacudió las aguas históricas pero al parecer no alcanzó para hundir el barco verdeamarelo. Se despidió rápido de la Copa América 2015 y mucho más aun en la 2016, arrancó con dificultades la Eliminatoria Sudamericana para Rusia 2018 pero la llegada de Tite encajó las piezas de forma notable.

Adenor Leonardo Bacchi reemplazó a Dunga en junio del 2016, llegó siendo el segundo entrenador que más partidos dirigió al Corinthians y habiendo logrado la Libertadores y el Mundial de Clubes 2012. También fue Campeón dirigiendo al Inter de Porto Alegre y Gremio. Debutó por los puntos al mando del Scratch superando por 3-0 a Ecuador en Quito y en aquel partido, disputado en Septiembre del 2016, alineó a 6 de los 11 jugadores que acaban de superar a México en Rusia (Pudieron ser ocho con los lesionados Marcelo y Dani Alves).

Desde la llegada de Tite hasta hoy Brasil disputó 25 partidos de los cuales ganó 20, igualó 4 y cayó solamente en 1, aquella victoria amistosa de la Argentina de Sampaoli en Melbourne. Pero Rusia 2018 no arrancó sencillo tampoco para la Canarihna, que tras un buen inicio con el gol de Coutinho ante Suiza terminó proyectando una discretísima imagen en el 1-1 final.

Llegó Costa Rica en el segundo compromiso del Grupo E y allí Tite solo realizó una modificación obligada por lesión: Fagner reemplazó a Danilo en el lateral derecho, puesto originalmente ocupado por el también lesionado Dani Alves. Brasil manejó con un poco más de claridad las acciones ante los Ticos pero recién logró imprimir su ventaja durante el adicionado al complemento, las dianas de Neymar y Philippe Coutinho resultaron un verdadero bálsamo.

El Scratch se jugó la clasificación en el tercer compromiso ante Serbia, repitiendo el once. Fue un nuevo triunfo por 2-0 gracias a los goles de Paulinho y Thiago Silva, uno en cada tiempo, en un trámite que controló en su totalidad (Salvo un breve lapso durante el primer cuarto de hora).

Para los Octavos de Final Tite presentó solamente una nueva modificación obligada, Filipe Luis en lugar del tocado Marcelo. México realizó unos primeros veinte minutos excelentes en los cuales pudo haber logrado su ventaja, sin embargo Brasil supo tomar las riendas del cotejo para no soltarlas más. Neymar abrió la cuenta en el arranque del segundo tiempo y Roberto Firmino selló el triunfo sobre el cierre.

Brasil ha sido superior durante los cuatro partidos que jugó, tres de los cuales ganó por dos goles y con valla invicta. Lejos de ser ese espectáculo visual de otras épocas la Canarihna se presenta como una escuadra atlética y de transiciones rápidas, sus centrales (Silva-Miranda) tienen velocidad y buena técnica mientras que los marcadores de punta todavía no han logrado el ida-vuelta característico (Veremos si retorna Marcelo, todo parece indicar que sí).

Puede que el mediocampo sea la clave, Casemiro tiene la capacidad de contener todo el círculo central pero no estará ante Bélgica, cediendo el puesto ante el igualmente capaz Fernandinho. Willian es un pulmón por la banda derecha y Paulinho cuenta con enormes facilidades para pisar el área como un delantero más. Philippe Coutinho aporta gol y juego, mientras que si Neymar se dedica solamente a jugar posee un talento que marca diferencias.

Ney (6 dianas en Mundiales y tercer máximo artillero histórico de Brasil, a veinte del líder Pelé) aporta panorama y salida por la izquierda, complementándose con un Gabriel Jesús importante fuera del área aunque todavía con la cuenta personal en cero. Desde el banco aguarda Firmino, que ya mojó, y futbolistas capacitados para intentar cambiar la ecuación como Douglas Costa, Renato Augusto y Fred.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *