RUSIA 2018: CINCO DECEPCIONES EN LA FASE DE GRUPOS

Foto: @lmneuquen

En Vermouth Deportivo seguimos analizando la Copa del Mundo que se disputa en Rusia. Por eso, elegimos las cinco selecciones que quedaron al margen en la fase de grupos y de las cuales se esperaba mucho más:
Alemania: El vigente campeón del mundo no tenía una zona fácil pero se suponía que podía pasarla sin problemas. El encuentro inicial ante México encontró a un cuadro teutón muy desbalanceado en defensa y eso le dio la chance a los de Osorio de llevarse el match ya que aprovecharon una de las varias contras que tuvieron. El triunfo ante Suecia sobre la hora con el golazo de Kroos hizo suponer que la Die Mannschaft clasificaría. Sin embargo, como ante México e incluso ante Suecia, los de Löw no estuvieron finos en la definición y cayeron de manera histórica ante Corea del Sur, que lo hundió en el último lugar de la zona aunque también se quedó afuera por el triunfo sueco ante los mexicanos.
Polonia: Con Lewandowski a la cabeza, se creía que los polacos pelearían el primer lugar de su grupo con Colombia. Sin embargo, los de Nawalka, que cambió el esquema de cuatro a tres defensores en todos los partidos, cayeron en sus dos primeros cotejos y sólo jugaron por el honor con Japón, al cual derrotaron. Además de la decepción de no haber pasado de ronda, hay que destacar que Lewandowski no marcó goles, algo fundamentado en las pocas situaciones con las cuales contó a lo largo de los 270 minutos disputados en Rusia.
Perú: Los de Gareca llegaban con mucha ilusión a la copa. Sin embargo, los incaicos no tuvieron peso ofensivo en el primer match, ante Dinamarca, y, pese a que merecieron mejor suerte, cayeron ante los daneses. En ese encuentro en el que pudo ponerse en ventaja con un penal pero Cueva lo erró, el entrenador decidió que Guerrero no jugase de entrada. Previsiblemente, los del “Tigre” perdieron ante Francia y así, quedaron eliminados. A pesar de esto, la selección peruana cerró el torneo dejando una buena imagen con una victoria ante Australia.
Egipto: Los “Faraones” podían dejar afuera al dueño de casa pero fueron ellos los que se quedaron al margen de los octavos. Por decisión de Cúper, Sallah no jugó el primer partido ante Uruguay y eso le costó carísimo. Aunque defendió muy bien el 0 a 0, el ímpetu uruguayo hizo que, en la última jugada, los del “Maestro” Tabárez lograran el triunfo con un cabezazo de Giménez, quien superó en el salto a tres defensores egipcios. En “El Partido” ante el local, los africanos sufrieron una ráfaga de tres goles de los cuales no se pudieron recuperar más allá de los intentos de Sallah, que marcó un gol de penal. En el cotejo final, ya eliminado, Egipto cayó ante el rival más débil de la zona, Arabia Saudita, sobre la hora pese a que parecía que tenía para el knock out a su rival tras el tanto convertido por el delantero del Liverpool. Con tres derrotas, Egipto se despidió del Mundial y Héctor Cúper de la selección tras varios años.
Serbia: Increíble lo del elenco serbio en la copa. De ser “El Equipo” del Mundial a una de las decepciones. Tras ganarle contundentemente a Costa Rica (aunque fue 1 a 0 mereció ganar por más), el 1 a 0 parcial ante Suiza lo hacía clasificarse ya en la segunda fecha. Sin embargo, los suizos lo dieron vuelta en el final y, luego, Brasil hizo que los europeos se fueran a su casa. La sensación es que los serbios podrían haber accedido a los octavos pero distracciones en defensa y la falta de resolución de algunas jugadas ofensivas hicieron que los de Mladen Krstajić vieran la fase eliminatoria por televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *