IRÁN: LA NATURALEZA ANTES QUE LA PELOTA

Foto: Reuters

El hecho de jugar un Mundial para una selección es algo que todos los profesionales del deporte más hermoso del mundo quieren. Muchos jugadores han dicho que la sensación de saltar al verde césped representando a su país es inigualable.
Sin embargo, en esta Copa del Mundo pasaron cosas por demás insólitas. Después de la exclusión de Kalinic en Croacia por fingir una lesión en el partido ante Nigeria para no ingresar faltando cinco minutos, hubo un hecho que marcó a otro jugador.
Pejman Montazeri iba a entrar en el primer partido de su selección, Irán, que ganó 1 a 0 ante Marruecos. Era el debut en un Mundial para el central de 34 años. Pero justo cuando Carlos Queiróz miró para que entre al campo de juego, el defensor tuvo un llamado de la naturaleza y debió asistir al baño por lo que no estaba listo para ingresar, según informa la agencia de noticias iraní Khabaronline.
Cuando volvió ya era demasiado tarde. Majid Hosseini, que luego fue titular ante España y Portugal, había entrado y, luego, Montazeri no volvió a tener posibilidades de saltar al campo de juego. Una perlita más y van varias en Rusia 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *