ARGENTINA: SE CUMPLEN 25 AÑOS DEL ÚLTIMO TÍTULO

Dos goles de Gabriel Omar Batistuta en la húmeda Guayaquil le dieron aquél 4 de julio de 1993 el último título de seleccionados mayores a la Albiceleste. Después fueron alegrías juveniles que no proyectaron tantos títulos en el primer equipo. Argentina, hace exactamente 25 años, alzaba la Copa América sin saber que pasaría un cuarto de siglo carente de vueltas olímpicas.

Aquella tarde, en la cancha del Barcelona, la historia empezó muy bien para el conjunto de Alfio Basile. Una corrida formidable de «Bati», en pleno segundo tiempo, dejó en el camino a Ramón Ramírez para sacudir con extrema potencia hacia el arco defendido por el excéntrico Jorge Campos. El 1 a 0 con menos de media hora por jugarse permitía que los sudamiercanos acaricien el bicampeonato frente al elenco Azteca.

México reaccionó con un penal que cometión, sin más remedio, Sergio Javier Goycochea. Experto en Italia 90, el guardameta tenía toda la presión para frenar ese tiro desde los doce pasos. Sin embargo, Benjamín Galindo no falló en la pena máxima y a los 22 de la complementaria igualaba las acciones en Guayaquil. Argentina, claramente, no quería definir la serie a suerte y verdad por lo que se entró por completo en los instantes finales.

El «Cholo» Simeone, que había sido transferido del Pisa a la Sevilla, elaboró una acción individual con mucho coraje. Ganó un lateral y el ex Racing, con hambre de gloria, levantó raudamente la cabeza para ver al gran goleador entrando al área. Lo hizo rápido. Entendían todo. Siete minutos atrás había empatado el Tri pero poco importaba. Batistuta, el hombre de la Fiorentina, leyó las intenciones de su compañero, recibió dentro del área grande, se hamacó y la clavó contra el segundo palo. Un golazo de esos que todavía se gritan aunque haya pasado un cuarto de siglo.

Aproximadamente 10 millones de nacidos y criados en este país no han visto un título de la Selección Mayor. Esa Copa América conseguida en 1993 posicionaba a la Albiceleste como la más ganadora de dicho trofeo incluso por encima de Uruguay que hoy lidera la tabla. Fueron 25 años de esa última alegría. La mentira se hace eterna mientras todavía quedan las mieles para saborear y recordar esa vuelta olímpica a dos décadas y media de haberla logrado.

ARGENTINA (2) – Goycochea; Basualdo, Ruggeri, Borelli, Altamirano; Redondo, Zapata, Gorosito, Simeone; Batistuta y Acosta. DT: Alfio Basile
MÉXICO (1) – Campos; Ramírez, Ramírez Perales, Suárez, Guitérrez, Ambriz; Patiño, Galindo, Álves; García Aspe, y Sánchez. DT: Miguel Mejía Barón

ESTADIO: Monumental de Guayaquil
ÁRBITRO: Márcio Rezende (Brasil)
GOLES: Batistuta (18´ST y 29´ST) y Galindo (22´ST)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *