BÉLGICA: CÓMO CREAR UN GOL SIN TOCAR LA PELOTA

Imagen editada de video de FIFA

Luego de encontrarse dos goles debajo en el marcador, Bélgica remontó un gran partido ante Japón para vencer por tres tantos contra dos y clasificarse a los cuartos de final de la Copa del Mundo, donde deberá enfrentarse ante Brasil. La particularidad en el agónico grito de Nacer Chadli pasó por la labor de Romelú Lukaku quien, sin tocar el balón, resultó determinante.

En el amanecer de la etapa complementaria, Japón daba el gran golpe y se ponía a dos goles de distancia de Bélgica producto de las anotaciones de Genki Haraguchi y Takashi Inui. Sin embargo, los Diablos Rojos supieron reaccionar a tiempo y empardar las acciones por intermedio de Jan Vertonghen y Marouane Fellaini para establecer el 2-2.

Cuando quedaban solamente segundos por disputar, el conjunto asiático contó con un tiro libre de larga distancia del que se hizo cargo Keisuke Honda con un violento remate que fue enviado por Thibaut Courtois al córner. Y justamente de ese tiro de esquina, mal ejecutado por los Nipones, llegaría el tanto que depositaría a los europeos en los cuartos de final.

Courtois se adueñó del esférico en la puerta del área chica y, rápidamente, divisó a Kevin De Bruyne, quien marchaba en soledad. El jugador de Chelsea avanzó varios metros con balón dominado y abrió sobre la derecha para Thomas Meunier. El lateral del PSG colocó un centro rasante y Nacer Chadli fue quien apareció para empujar la número 5 y señalar el 3-2.

Hasta aquí, en ningún momento nombramos a Romelú Lukaku. Sin embargo, la participación del atacante del Manchester United resultó vital para depositar a los suyos en la siguiente instancia. Para entender mejor, analizaremos cuadro por cuadro la secuencia que derivó en el tercer y último gol de los de Roberto Martinez.

1°) Courtois captura el balón y juega al espacio para la corrida de Kevin De Bruyne, quien parte a toda velocidad para iniciar el contragolpe. Hasta aquí, nuestro hombre en cuestión no tiene incidencia.

 

2°) De Bruyne cruza la mitad de cancha y comienza la búsqueda de posibles receptores. Thomas Meunier, acompañando a toda velocidad, aparece como variante sobre la banda derecha. Lukaku -siempre con una marca encima por lo que implica su labor de delantero-, realiza una diagonal de derecha a izquierda con la intención de arrastrar a su hombre y liberar el ataque belga:

3°) En contacto con el balón, Meunier ejecutaría un centro al área para que un compañero, de frente al arco, finalice la jugada. Lukaku, con un hombre rival encima, más otros dos que llegaban en carrera, entendió que su remate no sería tan adecuado como el de Nacer Chadli, quien entraba por detrás y libre de marca. Cuando el esférico viaja hacia el número 9, el delantero se hace un lado, la deja correr y el hombre del West Bromwich remata para conseguir el definitivo 3-2.

 

Imagenes editadas sobre video de FIFA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *