BERAZATEGUI: VILLAVICENCIO SE MUDA CERCA

Foto: @argenascenso

Por: Marcelo Patroncini

El Naranja continúa reforzándose de cara a la próxima temporada de la Primera C. Sus últimas actuaciones no fueron óptimas y es por ello que comenzará batallando desde abajo. Ante este panorama es Guillermo Szeszurak quien se reunió con la dirigencia para armar un plantel competitivo y tras el arribo de Julián Sarasíbar, el conjunto del sur del Gran Buenos Aires, abrochó un defensor de muchísima experiencia.

Matías Villavicencio fue Campeón con Independiente de Avellaneda en aquél Apertura 2002. Tras algunos años en el Rojo su trayectoria siguió siendo de Primera División con Huracán y Olimpo de Bahía Blanca. Incluso jugó en los dos grandes equipos de Tucumán defendiendo tanto la pilcha de Atlético como de San Martín. Por ende, cruzar de vereda no fue un real problema para el zaguero central que dejó Argentino de Quilmes para firmar en Berazategui.

El «Búfalo» Szeszurak ya tiene al refuerzo de jerarquía que tanto necesitaba para armar el equipo dentro de la verde gramilla. Y de a poco, el ex DT de Excursionistas, va confeccionando la columna vertebral de una escuadra que deberá sumar puntos constantemente para eludir a los promedios y asegurar la permanencia en la divisional.

Los arribos de Sarasíbar y Villavicencio se contrastan con las bajas que incluyen a Edilio Cardoso, Héctor Cardozo, Martín Gianfelice, Dante Isla, Daniel Cardozo, Julián Bogao y el ex Banfield, Favio Segovia. Así Berazategui va conformando el plantel versión 2018/19 mientras la comisión directiva continúa en la búsqueda de más refuerzos para alimentar el sueño de seguir perteneciendo a la Primera C.