CROACIA 1 [3] – DINAMARCA 1 [2]: ¿CUANTAS LUKAS VALE?

Foto: @HNS_CFF

Croacia eliminó por penales a Dinamarca en una serie para el infarto en la cual entre los dos goleros desviaron cinco ejecuciones. El partido tuvo un arranque frenético, la Dinamita Roja se puso en ventaja al primer minuto mientras que La Vatreni igualó antes de llegar al quinto, sin embargo todo ese vértigo se apagó entregando un cotejo bastante chato. Kasper Schmeichel le detuvo un tiro desde los doce pasos a Luka Modric durante el segundo tiempo extra, pero Danijel Subasic terminó siendo el héroe en la definición final.

El Estadio de Nizhni Nóvgorod, a orillas del río Volga, abrió sus puertas por quinta (y anteúltima) vez en esta Copa Mundial Rusia 2018 para recibir el cotejo correspondiente a los Octavos de Final entre las Selecciones Nacionales de Croacia y Dinamarca. La Vatreni, dirigida por Zlatko Dalic, venía de quedarse con el primer puesto del Grupo D y regresaba al estadio en donde diez días antes había goleado por tres a cero a la Argentina. En tanto la Dinamita Roja, conducida por el noruego Age Hareide, fue segunda de Francia en el Grupo C tras protagonizar el hasta ahora único cero a cero de la competencia.

Y el arranque de la Dinamita fue absolutamente explosivo, apenas superado el primer minuto Jonas Knudsen jugó un lateral largo desde la banda derecha cruzó buena parte del área croata para que Thomas Delaney domine entre muchas piernas; la bocha giró hasta posición de Mathias Jorgensen y este no dudó en meter el rápido zurdazo que venció la floja respuesta de Danijel Subasic rompiendo apresuradamente la tensión del cero.

Ganaba Dinamarca antes del minuto dos, sin embargo segundos más tarde Ante Rebic se benefició de un rebote defensivo metiéndose a terreno danés con balón dominado y asistiendo dentro del área a un Ivan Rakitic que la impulsó hasta el punto penal. Allí Henrik Dalsgaard despejó con mucha potencia pero la redonda rebotó en su compañero Andreas Christensen quedando servida a posición de Mario Mandzukic; el delantero de la Juventus fue pura reacción para volear de primera la pelota suelta a gol. El reloj no llegaba a cinco, pero ya estábamos uno a uno.

El espectacular inicio del partido podía incrementar o mermar, lamentablemente ocurrió este último y la intensidad fue bajando con el correr de las agujas. De todas formas hubo algunas situaciones de gol para destacar, Subasic enmendó su error en el gol bloqueándole un claro mano a mano a Martín Braithwaite mientras que Croacia tuvo dos muy claras: Primero Kasper Schmeichel rebotó un tiro fuerte de Rakitic, la jugada siguió y finalizó con Iván Perisic definiendo muy mal por sobre el travesaño. Después, casi sobre el cierre, Dejan Lovren cabeceó apenitas ancho un servicio de Luka Modric.

Ya en el complemento la intensidad se perdió todavía un poco más, ingresando el partido en terrenos de lo aburrido. Croacia buscó ser prolijo con la pelota pero terminó siendo Dinamarca quien logró avances con mayor regularidad, estos no pasaron del impacto desviado de Mathias Jorgensen o el tiro de Christian Eriksen que Subasic atenazó.

La Vatreni recuperó protagonismo en los minutos finales del tiempo regular encontrándose una opción súper nítida, Ante Rebic armó jugadón por el ingreso derecho del área pero su centro atrás no pudo ser impulsado por Perisic ni por Mateo Kovacic. Los últimos instantes de los noventa entregaron un tiro largo para cada uno, pero tanto Modric como Braithwaite no encontraron precisión.

Durante el primer tiempo de adición ambos equipos se repartieron la tenencia, parecía que Dinamarca buscaría definirlo de arranque pero se fue perdiendo en insinuaciones. Croacia cerró mejor parado en campo rival y generando alguna que otra complicación para la portería de Kasper Schmeichel.

En el segundo tiempo extra poco cambió, sin embargo la monotonía del juego se sacudiría gracias al talento individual de Luka Modric, quien tras una recuperación en el mediocampo trasladó la bocha en posición de diez y filtró un perfecto pase para que Ante Rebi se vaya solo de frente al golero danés; El atacante picó entre los centrales, dribleó a Schmeichel y cuando solo debía definir al arco vacío fue trabado por Mathias Jorgensen.

Néstor Pitana cobró el claro penal aunque no expulsó al defensor. El propio Luka Modric se hizo cargo de un balón caliente, a cinco de los 120, sin embargo Kasper Schmeichel voló sobre su poste izquierdo quedándose sin dar rebote con el derechazo a pie abierto del 10 del Real Madrid. Gigante el golero Dinamita para mantener el score igualado.

Increíble opción perdida por la Vatreni, y llegó la definición por penales.

Christian Eriksen abrió la serie para Dinamarca y su derechazo cruzado fue excelentemente desviado por Danijel Subasic, quien voló sobre su derecha y recibió la ayuda del poste. Milan Badelj fue para Croacia con un derechazo sin dirección que Kasper Schmeichel volvió a detener adivinando otra vez.

El capitán Simon Kjaer abrió la cuenta para Dinamarca con un impecable derechazo que casi rompe la red a pura potencia. Andrej Kramaric igualó el tanteador con categórico derechazo tras amagar en su carrera. Michael Krohn-Dehli recuperó la ventaja Dinamita tras un colocado derechazo cruzado, Luka Modric volvió a hacerse cargo de una bola en llamas pero esta vez eligió un derechazo al centro que terminó en gol. 2-2.

Lasse Schöne cruzó su derechazo pero Danijel Subasic adivinó antes del shot volando otra vez sobre su derecha y desviando la ejecución. Josip Pivaric tenía la opción de poner a Croacia arriba pero Kasper Schmeichel atajó arrojándose contra su poste derecho. Nicolai Jorgensen dudó en su derechazo al centro y Subasic no perdonó bloqueando con su pierna para dejar match point a la Vatreni.

Ivan Rakitic tomó una pelota que terminaría siendo el último, no se obnubiló con los movimientos de Schmeichel y con su conocida categoría cruzó un derechazo que terminó acomodándose sin oposición contra el poste derecho del golero danés.

infartante definición en la cual se atajaron cinco penales, toda la emoción que el partido no entregó después del 1-1 se terminó compensando con un cierre de tiempo extra a puro vértigo más la tremenda serie final.

Pasó Croacia a Cuartos de Final y ahora buscará mano a mano con Rusia un lugar en las Semifinales de la Copa Mundial 2018, instancia que logró durante su primera incursión Mundialista en Francia 1998.

Dinamarca mereció un poco más fundamentalmente por la incidencia de su golero, pero en esta instancia solo puede seguir uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *