MÉXICO 0 – SUECIA 3: TRIPA Y COREAZÓN

Por: Nicolás Ziccardi

Suecia vapuleó a México en Ekaterimburgo con un contundente tres a cero que lo metió derecho en Octavos de Final de la Copa Mundial Rusia 2018. El Tri chocó con una pared tras su gran arranque pero la victoria de Corea del Sur ante Alemania le permitió mantenerse en el corte clasificatorio y también estará en la próxima fase. Los Aztecas tuvieron la pelota pero la Blågult  las opciones de gol, ambos lograron seis puntos y avanzaron dejando atrás al último Campeón del Mundo.

El Estadio Central de Ekaterimburgo abrió sus puertas por última vez en Rusia 2018 para recibir a su cuarto cotejo Mundialista. Allí las Selecciones Nacionales de México y Suecia encaraban la tercera jornada del Grupo F con el mismo objetivo, alcanzar los Octavos de Final. El Tri, dirigido por el colombiano Juan Carlos Osorio, había vencido a Alemania y Corea del Sur por lo cual solo necesitaba una unidad para avanzar sin depender de nadie. Por su parte la Blågult, conducida por Jan Olof Andersson, llegaba de caer sobre la chicharra con los Teutones tras vencer a los Tigres, por lo que debía ganar y atender la diferencia de gol.

La primera mitad puede bien resumirse con lo ocurrido durante el primer cuarto de hora, México y la pelota buscando cubrir espacios ofensivos para armar ataques elaborados chocando con una Suecia presta para lastimar de contragolpe. Y aunque el Tri movió la bocha fue la Blågult quien tuvo opciones claras, primero Emil Forsberg engañó con un tremendo tiro libre que Guillermo Ochoa desvió volando sobre su derecha y al poco tiempo Marcus Berg inventó una chilena de zurda que resultó apenitas ancha.

México tuvo su intento más claro tras una gran recuperación de Javier Hernández en tres cuartos de cancha rival, Chicharito descargó con Hirving Lozano y este rápidamente ubicó al bien perfilado Carlos Vella; el delantero de Los Ángeles FC buscó un zurdazo cargado de veneno que besó la cara externa del poste derecho de Robin Olsen.

Los suecos respondieron de inmediato y nuevamente con Emil Forsberg, pero el diez se llevó puesta la pelota sin poder direccionarla en puertas del área chica. A la media hora la polémica del primer tiempo, Javier Hernández salió con balón dominado de su propia área aparentemente acomodándola con el antebrazo; Néstor Pitana dio continuidad alegando con su gesto intencionalidad pero recibió el llamado y consultó con el VAR (Vigliano), tras verla de nuevo el juez argentino confirmó su decisión.

Las últimas fueron también para la Blågult , primero Marcus Berg anticipó con certero derechazo y luego remató en puertas del área, ambas opciones fueron óptimamente resueltas por Francisco Guillermo Ochoa. A las duchas con igualdad en cero.

Ya en el complemento hubo un cambio y una confirmación: Lo que cambió es que México perdió dinamismo con la pelota, realizó transiciones más cortas y se manejó lejos del peligro. Lo que siguió igual fue el olfato sueco para lograr construir las mejores opciones de gol.

Y así fue como en apenas cinco minutos llegaría la apertura del score, Sebastian Larsson condujo por el carril central abriendo hacia la derecha para Marcus Berg, quien en posición de wing sacó un centro al punto penal; allí Viktor Claesson agarró mordido el derechazo habilitando casi sin querer a un Ludwig Augustinsson que fusiló de derecha la resistencia de Guillermo Ochoa, el golero tocó pero no pudo desviar. Ganaba Suecia y estaba bien.

Diez más tarde se daría el quiebre definitivo cuando Néstor Pitana sancionó penal para los europeos por infracción de Héctor Moreno al indescifrable Berg. El defensa mexicano barrió desde atrás y aunque la acción dejó margen de dudas no fue revisada por el VAR. El capitán Blågult , Andreas Granqvist, se hizo cargo de la ejecución con tremendo derechazo cruzado que explotó en el ángulo superior derecho de Ochoa.

El 0-2 liquidó a México, quien sin respuestas futbolísticas pareció abstraído a lo que podía ocurrir entre Corea del Sur y Alemania, como depositando allí sus esperanzas. Lejos de meterse en el resultado el Tri volvió a sufrir un golpazo, denotando desconcentración, cuando un lateral largo de Viktor Claesson encontró el anticipo en el área a cargo del ingresado Isaac Thelin; la pelota encontró a Edson Álvarez de frente a su portería, y en su intento de despejar terminó mandándola involuntariamente a guardar.

Perdía por tres México, recibía un golpazo a su ilusión y solo podía salvarlo que Alemania no gane su partido. Parecía una epopeya, pero los minutos se fueron consumiendo y las noticias eran buenas. El Tri buscó el descuento con lo que le quedó pero los dos goles surcoreanos en el adicionado fueron un bálsamo, una luz, una recompensa merecida.

Ganó Suecia por tres a cero y cerró líder el Grupo F, le había ganado a Corea y no mereció perder con Alemania. Ahora la Blågult aseguró su lugar en Octavos de Final, allí donde enfrentará al segundo del Grupo E: Brasil, Suiza o Serbia.

México recibió un golpe deportivo importante, pero está en Octavos. Y es merecido, arrancó ganándole al vigente Campeón Mundial y fue muy superior a Corea del Sur, pero más allá de la goleada hubiese sido injusto quedarse afuera con seis puntos. El Tri irá en Octavos con el líder del Grupo E: Brasil, Suiza o Serbia.