ESPAÑA 2 – MARRUECOS 2: FINAL DE PELÍCULA

FOTO: www.okdiario.com

En el Arena Baltika de Kalingrado, España consiguió el empate sobre los minutos finales frente a Marruecos y selló su pase a la siguiente instancia por el Grupo B. Francisco Alarcón y Iago Aspas marcaron los tantos para los europeos, mientras que Khalid Boutaib y Youssef En-Nesyri hicieron lo propio para los africanos.

El seleccionado comandado por Fernando Hierro se encontraba obligado a ganar para obtener el pasaje a la próxima instancia del certamen. En el debut había empatado frente a Portugal 3 a 3 y en el segundo encuentro había derrotado a Irán con lo justo.

Por su parte, el elenco africano ya no tenía chances de acceder a los octavos por caer ante la mínima ante Irán y Portugal en los primeros dos encuentros.

Sin embargo, poco le importó al elenco marroquí estar eliminado del torneo, porque en los primeros minutos salió con todo frente a los españoles. Tal es así que fue el equipo de Herve Renard quien pegó primero: tras un error sobre el circulo central entre Andrés Iniesta y Sergio Ramos, Khalid Boutaib aprovechó la desatención, tomó la pelota, encaró hacía el arco, llegó al área y definió entre las piernas de David De Gea para romper la paridad y marcar el 1-0 a favor de los africanos.

Poco le duro la alegría al elenco eliminado porque cinco minutos más tarde, luego de una buena jugada colectiva, Diego Costa se la pasó a Iniesta, el ex Barcelona llegó hasta el fondo, tiró el centro atrás para Francisco Alarcón, que entró solo, controló y definió por encima del arquero para marcar el empate transitorio.

Luego del gol, fue el cuadro ibérico que manejo los hilos del partido, teniendo el dominio absoluto del balón, aunque sin llegadas concretas para ampliar el marcador. Sobre los 23, tras un córner desde la izquierda, Gerard Piqué ganó de cabeza, pero el arquero Munir contuvo sin inconvenientes.

Dos minutos más tarde, tras otra desatención en el fondo de La Roja, el autor del primer tanto, Boutaib recuperó el balón, quedó cara a cara con De Gea, pero esta vez el portero del Manchester United se quedó con el mano a mano. El ritmo del encuentro fue cayendo con el correr de los minutos. A pesar de tener la pelota, los europeos no inquietaron mucho el arco contrario. En la última jugada, tras una buena acción individual de Iniesta y un posterior centro rasante, Diego Costa no llegó a conectar y con el empate en uno se fueron al descanso.

En el complemento, el partido perdió intensidad y España dejó de ser la clara dominadora. El elenco marroquí se animó un poco más. Sobre los nueve minutos, el delantero del Léganes español, Nordin Amrabat sacó un potente derechazo cerca del área que se estrelló en las intersecciones del palo y el travesaño.

Rápidamente La Roja respondió a través de un cabezazo de Isco, que salvó sobre la línea Romain Saiss, evitando el tanto español y mandando la pelota al tiro de esquina. Tras ese mismo córner, Pique metió un cabezazo que paso rosando el palo de Munir.

Pero lo mejor, sin duda, ocurrió sobre los minutos finales. A los 35 minutos, posterior a un córner desde la izquierda, el ingresado Youssef En-Nesyri, con un notable cabezazo al ángulo, puso en ventaja a los africanos a falta de diez minutos para el cierre.

Fernando Hierro mandó a la cancha a Iago Aspas y Rodrigo, en lugar de Diego Costa y David Silva respectivamente y acertó con los cambios. Ya en tiempo agregado, luego de un córner jugado rápidamente, Dani Carvajal tiró el centro al primer palo y Iago Aspas con un taco esplendido marcó la igualdad, pero el árbitro usbeko Ravshan Irmatov anuló la acción por un supuesto fuera de juego. La acción fue convalidada por el VAR y finalmente el seleccionado español consiguió el empate sobre el final.

La selección española terminó la fase de grupos en segundo lugar con cinco unidades y consiguió el pasaje a la siguiente fase en los minutos finales de este encuentro. En la próxima instancia, la campeona del Mundial de 2010 enfrentará a la anfitriona Rusia por los octavos de final.

Por su parte, el elenco marroquí se despidió de la máxima cita mundialista con la cabeza en alto, jugándole de igual a igual a España a pesar de ya estar eliminada.El conjunto del francés Herve Renard terminó en la última posición con una sola unidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *