COPA DEL MUNDO: ¡ASÍ NO!

Por: Anibal Marcos Serial

Las redes sociales tienen sus pros y sus contras. La tecnología sin ningún tipo de dudas que bien utilizadas resuelven una gran cantidad de problemas para las personas, pero su mal uso provoca situaciones como estas. Hace menos de unas horas la hermana de Wilfredo Caballero recibió una catarata de insultos en su última publicación en Instagram.

“Todo es hermoso acompañado de un buen mate 😍 ph: @guillerminacaba”, publicó hace menos de un día Gabriela Caballero, hermana del arquero titular esta tarde bajo los tres palos del conjunto albiceleste. Al igual que Willy, le encanta el fútbol y juega en la misma posición dentro de la cancha. Sin embargo, en vez de halagos, increíblemente recibió insultos.

Los años pasan y la realidad no cambia. La violencia poco a poco se mete en el fútbol y lo mancha cada vez más. La situación nos puede dar bronca, enojo, provocar ira pero hay algo que no nos puede pasar al ver estas respuestas; quedarnos sorprendidos. La sorpresa es una alteración emocional por algo inesperado. Sin dudas que estas cosas lamentablemente se repiten como moneda corriente dentro de la sociedad.

“Que hijo de p… que es tu hermano. Que no vuelva a Argentina”, “Te dejo de seguir porque me haces acordar al muerto de tu hermano, que devuelva la guita y la done a alguna entidad. No sé merece un peso”, “Decile a tu hermano que nos arruino el mundial el hijo de re mil p…”, “No sirve ni para atarse los botines el pelado otario ese”, “Que tu hermano le pegue el pasaje a todos los que fueron alentar” y como estos mensajes podríamos seguir.

Ahora, alguien que le explique a ese montón de pseudo-hinchas que nada tiene que ver la hermana con el error grosero que cometió Willy hoy ante Croacia. Porque la idea no es negarlo. Caballero cometió un error grave que terminó desequilibrando el resultado ante los europeos y en parte le costó el juego en el Estadio Nizhni Nóvgorod. De todas maneras, nada justifica la violencia y menos que la reciba la familia que simplemente se encuentra en Rusia apoyando a su país y a su ser querido. Porque en el peor de los casos, los insultos y groserías deberían ir destinadas al actual arquero de Chelsea.

Pero bueno, como dijimos al principio. Las redes sociales a veces construyen y muchas otras tienen un efecto totalmente contrario; destruyen. Esperemos que de a poco estas cosas lamentables vayan cesando y la violencia se empiece a ver cada vez menos en la cotidianeidad.