MARRUECOS 0 – IRÁN 1: QUEIROZ QUEDARME ACÁ  

Marruecos e Irán aburrían en San Petersburgo construyendo una parda que complicaba de inmediato las posibilidades de ambos hasta que en el cuarto minuto de adición un centro del iraní Haji Safi generó el autogol de Aziz Boulhaddouz. De esta forma el conjunto asiático logró una victoria fundamental, segunda en Mundiales, para ponerle picante a un Grupo B controlado de antemano por España y Portugal.

El Estadio Krestovski de San Petersburgo sirvió de escenario para el cotejo que allí disputaron los Seleccionados Nacionales de Marruecos e Irán en la apertura del Grupo B de la Copa Mundial Rusia 2018. Los Leones marroquíes regresaban a los Mundiales tras su última participación en Francia 98, bajó la conducción técnica del francés Hervé Renard y sin recibir un solo gol durante la Fase Final de las Eliminatorias Africanas.

En tanto el equipo Melli, dirigido desde 2011 por el portugués Carlos Queiroz, hacía su quinta presentación en Copas del Mundo logrando acceder de forma consecutiva por primera vez en la historia y como mejor asiático durante la Fase Final de su Eliminatoria.

La primera mitad arrancó con un intercambio de golpes, sin embargo rápidamente Marruecos tomó las riendas del cotejo logrando tres situaciones claras de gol durante el cuarto de hora inicial: Un córner perfectamente preparado que terminó con Ziyech pifiándole a la pelota de frente el arco, el picante cabezazo desviado de Younes Belhanda y un shot ancho ejecutado por El Kaabi.

Pero la más nítida de todas llegó tras un revuelo en el área iraní que terminó con el golero Alireza Beiranvand salvando el tiro a quemarropa de Saïss. Irán no le encontraba la vuelta hasta que un balón suelto le otorgó el clarísimo contragolpe de tres contra dos; Azmoun soltó la bocha justo pero Karim Ansarifard, en posición de impacto dentro del área, terminó regalandola con centrito a la nada.

La paridad reinó tras esta situación bajando la intensidad hasta que a dos minutos del final Irán consiguió la mejor chance de todas tras una recuperación de Omid Ebrahimi y tres toques que dejaron a Sardar Azmoun de cara al gol; el delantero del Rubín Kazan pisó el área sacando un tremendo derechazo que el golero Minur Mohamedi salvó de forma espectacular, reponiéndose también para desviar a córner el rebote de Amiri.

Ya en el complemento la intensidad mermó de inmediato, las situaciones de gol se hicieron desear y el ritmo general comenzó a apagarse conforme pasaban los minutos. Marruecos siempre fue quien buscó generar con la pelota, pero le faltó determinación para dar la estocada final. Irán propuso un juego físico construyendo siempre desde campo propio, y no paso del entusiasmo generado con un par de ataques.

A once minutos del final se sacudió abruptamente la modorra con Belhanda bancando la bocha en puertas del área y asistiendo a una preciosa volea de Hakim Ziyech que Alireza Beiranvand desvió a córner volando sobre su derecha. Lo tuvo Marruecos.

Lo más destacado del cierre fueron dos lesiones físicas que obligaron cambios en Irán y el encontronazo entre los entrenadores en mitad de cancha, que terminó en un apretón de manos mentiroso. Pero durante el cuarto minuto de los seis adicionados por la terna tunecina llegaría el gran momento del cotejo.

Corrían 49 minutos cuando un centro desde la izquierda a cargo de Ehsan Haji Safi, marcador de punta iraní, cayó sobre el vértice del área chica en donde el atacante Aziz Bouhaddouz metió la bocha en propia puerta durante su afán de despejar. Mala suerte para el delantero del St. Pauli alemán, que había ingresado durante el complemento.

De esta forma ganó Irán, sin querer queriendo, logrando su segunda victoria en la historia de los Mundiales. La primera fue aquel recordado 2-1 ante Estados Unidos en Lyon durante Francia 1998. Además el equipo Melli le metió picante de arranque al Grupo B, suma tres puntos anegando levemente el camino para Portugal y España, a quien enfrentará el próximo miércoles.

Marruecos no mereció quedarse con las manos vacías pero así fue, complicando su permanencia en la Copa del Mundo desde el día uno. Deberá ganarle a alguno de los europeos para volver a encender la llama, el venidero miércoles jugará ante Portugal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *