AUSTRIA 0 – BRASIL 3: MÁS CLARO QUE EL AGUA

Foto: GEPA

Brasil cerró su preparación amistosa para Rusia 2018 goleando por tres a cero a Austria en Viena. La Canarinha ganó todos sus cotejos internacionales en lo que va del año y llega a una nueva Copa del Mundo con ilusiones renovadas tras el golpazo del 2014. Gabriel Jesús, Neymar y Coutinho anotaron los golazos de un Scratch que tiene todo claro.

El Estadio Ernst Happel de Viena se dio el lujo de recibir a esta angelada versión de un Brasil renovado desde la llegada de Tite, con 17 seleccionados que no estuvieron en la última Copa del Mundo varios de los cuales se encuentran en grandes momentos individuales. La medida era Austria, conducida por el alemán Franco Foda, Selección que quedó lejos de Rusia aunque hace ocho días dio la nota venciendo a Alemania.

Brasil puso en cancha al equipo que seguramente debutará en el Mundial: Alisson; Danilo, Thiago Silva, Miranda, Marcelo; Paulinho, Casemiro, William; Coutinho, Neymar y Gabriel Jesús. El partido tardó algunos minutos en armarse, Austria intentó meterse de lleno en terreno brasilero pero el Scratch fue lentamente haciéndose del balón hasta generar con el derechazo desviado de Casemiro la primera opción clara de la jornada.

Austria tuvo su bala de plata en la primera mitad cuando Marko Arnautovic recibió solito, pegado al punto penal, pero agarró muy mal una bocha que terminó lloviendo sobre la portería de Alisson. Esta opción activó a un Brasil que empezó a generar solamente situaciones de peligro, primero con el gran derechazo de Coutinho que Lindner desvió a córner y enseguida con otra buena respuesta del golero austríaco quitándole el mano a mano a Paulinho. A diez del descanso la Canarinha lograría romper la tensión del cer luego que Marcelo ejecutara un potente zurdazo desde treinta metros; la pelota rebotó en el defensor Prodl y quedó servida a un Gabriel Jesús que sin ninguna oposición acomodó con clase el derechazo al poste más lejano de Lindner. 1-0.

Ya en el complemento Brasil estiraría su ventaja 18 minutos con un ataque prolongado que decantó en la solitaria aparición de Neymar por el vértice izquierdo del área. El mogiano dejó sentado a su marcador Dragovic con una pisada de papi fútbol, pasó la bocha de pierna a pierna y terminó metiendo el derechazo entre las piernas de Lindner. Breve instante de magia para el crack brasilero, 2-0 inapelable.

Seis más tarde Phiippe Coutinho arrancó con un taco la pared con Roberto Firmino, el atacante del Liverpool habilitó de derecha el pique al vació del volante del Barcelona para que este se meta al área y defina con un venenoso derechazo a gol. Sello de Coutinho para el 3-0 que resultó final, más allá que Brasil tuvo otras dos claras para estirar (Y también Alisson salvó el descuento).

Ganó Brasil y llega en llamas a Rusia 2018 tras superar en fila durante este año a Rusia, Alemania, Croacia y Austria. La Canarinha debutará en la Copa del Mundo el próximo domingo desde las 15h ante Suiza en Rostov, integra el Grupo E junto a Serbia y Costa Rica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *