BRASIL 2 – CROACIA 0: NEYMAR QUE POR BIEN NO VENGA

Foto: Oli Scarff / The Associated Free Press/Getty Images / www.thestar.com

La lesión de Neymar había preocupado al pueblo brasilero pero tuvo su lado positivo. El hombre del París Saint-Germain se recuperó, llegó incluso con tiempo de sobra y hasta volvió a las canchas con un golazo en el amistoso que la Verdeamarelha derrotó por 2 a 0 a la Vatreni. El Scratch apretó el acelerador en la segunda parte y aplastó a los europeos que compartirán grupo en Rusia 2018 con Argentina.

Brasil fue de menor a mayor en Anfield Road. El elenco de Tité demostró que es serio candidao a besar el oro en la Copa del Mundo. Por jerarquía del plantel, por sabiduría, por una racha endiablada de 16 victorias en los últimos 20 cotejos, porque hasta en los amistosos supo batir a una Alemania que no la estuvo pasando bien en el corriente año. Su rival, Croacia, mostró algunos destellos pero no pudo hacer nada cuando la máquina sudamericana se decidió a jugar en serio.

La Vatreni arrancó mejor o al menos con intenciones más ofensivas. Un cabezazo de Dejan Lovren, central del Liverpool que se sintió como en casa, se perdió bien cerca del poste derecho de Ramses Becker. Rápidamente los europeos tuvieron otra chance cuando el hombre clave del Real Madrid, Luka Modric, robó una pelota en la salida del conjunto Verdeamarelho, y Andrej Krámaric sacó un remate apurado que se perdió por línea de fondo.

Todo cambió en la segunda mitad. Tité sacó a Fernandinho y metió a Neymar. El protagonismo pasó a ser brasilero. Los croatas pegaron de lo lindo pero Michael Oliver no se atrevió a expulsar a nadie. Entonces las subidas de Marcelo comenzaban a lastimar sobre la valla defendida por Danijel Subasic que hizo lo imposible hasta que la joya del Scratch rompió el cero.

Iban 23 minutos de la complementaria cuando Neymar se filtró dentro del área grande, enganchó ante la marca de tres jugadores, y le rompió el arco al uno de la Vatreni. Ganaba la Verdeamarelha, se floreaba y si algo le faltaba al triunfo de los de Tité era la frutilla del postre. Roberto Firmino recibió una pelota en zona candente, la mató de pecho, no se asustó cuando Tin Jedvaj le puso el botín en la cara. El delantero del Liverpool soportó con el cuerpo, sin miedo, y la picó ante la salida de Subasic para poner cifras definitivas en Anfield.

Croacia, a dos semanas del debut mundialista, tropezó contra uno de los candidatos. Brasil ganó 2 a 0 y no hay mal que por bien no venga. Aquella lesión de Neymar sirvió para tener al astro entre algodones y recuperarlo al cinto porciento de cara a la Copa del Mundo donde el Scratch irá en búsqueda de su hexacampeonato.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*