VÓLEY: ARGENTINA NO LEVANTA CABEZA

Foto: volleyball.world/en

El marco no podía ser mejor, más de 5000 espectadores se dieron cita en el estadio Aldo Cantoni de San Juan. Sin embargo, el empuje de afuera no alcanzó para que la selección masculina revierta este presente en la Volleyball Nations League y perdiese su quinto encuentro consecutivo en igual cantidad de presentaciones. Anoche, el verdugo fue Canadá que se quedó con la victoria por 3-1 con parciales 22-25, 18-25, 26-24 y 23-25. Está tarde, desde las 19:00 horas, el elenco nacional, cerrará este segundo weekend enfrentando a Italia.

A los dirigidos por Julio Velasco les está resultando una pesadilla esta primera edición de la VNL y la falta de regularidad a lo largo de los partidos los tiene, junto a Corea del Sur, como los únicos dos países que aún no han obtenido victorias en el certamen.

Haciéndose fuerte en el bloqueo, Canadá sacó diferencia en el primer set, y aunque Argentina pudo acortar esa brecha, el parcial quedó en poder de los norteamericanas por 25 a 22.

Con Agustín Loser firme desde el servicio, Argentina arrancó arriba la segunda manga, pero nuevamente víctima de sus errores y ataques positivos de los canadienses, la diferencia se esfumó rapidamente. La paridad se mantuvo hasta mediados de set, momento en que los servicios de Stephen Maar y Lucas van Berkel comenzaron a hacer daño sobre los receptores argentinos y en base a defensa y contraataques, Canadá torció definitivamente el rumbo del set hasta llevárselo por 25 a 18.

El tercer set continuaba con la misma sintonía, Julio Velasco buscaba variantes tratando de encontrar soluciones y alterar un partido que inexorablemente, parecía estar en poder de los canadienses. Con el score 20-16 para la visita, llegó la reacción de los argentinos encabezada por Facundo Conte (máximo anotador de la noche con 23 tantos) y en el segundo punto para set, con un bloqueo de Agustín Loser, lograron hacerse del parcial y quedar 1-2 en el global.

Desde el comienzo, Canadá se fue arriba en el cuarto set, y a pesar de algunos pasajes en los que el conjunto nacional acortaba distancia e incluso después de la última remontada para igualar el marcador 23-23, los dirigidos por el francés Stéphane Antiga, volvieron a sumar y se quedaron con un nuevo triunfo que los deja en una posición expectante con vista a la ronda final que se jugará en Lille entre los cinco mejores del Round Robin y el anfitrión de dicha etapa.

Argentina no logra espantar esos fantasmas que aparecen en cada partido de esta Nations League, que lo introduce en depresiones temporales que terminan traduciéndose en derrotas y lo tiene en la cola de la tabla de posiciones sin haber podido saborear aún, ningún éxito. Las cruces por el lado del debe vienen pesando más que las que se cuentan del lado del haber, donde sobresalen, por sobre varias facetas del juego, el esfuerzo y el espíritu competitivo que no conocen de negociación y la voluntad inquebrantable por revertir esta racha adversa por la que está atravesando el equipo de Julio Velesco. Esta tarde, luego del match entre Irán y Canadá, tendrá revancha, y última chance como local, ante un rival durísimo como es el seleccionado italiano con todas sus figuras, de cosechar esa tan ansiada victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *