GENERAL LAMADRID 2 – LINIERS 1: UN SUEÑO TRAS LAS REJAS

General Lamadrid continúa su sueño de regresar a la Primera C, y quedó a dos pasos de lograr ese objetivo. Es que en el encuentro de vuelta de la semifinales del reducido, dio una tremenda muestra de caracter al derrotar por 2 a 1 a Liniers en un juego muy luchado, friccionado, y sobre todo accidentado. Martín Sarandeses y Nicolás De Vito marcaron los tantos para el dueño de casa, mientras que Nazareno Hvala había puesto en ventaja a la Topadora.

En el partido de ida, estos equipos igualaron sin goles, y sabían que el que se llevaba la victoria en el desquite iba a sellar su lugar en la final por el segundo ascenso a la Primera C. Sin embargo, también tenían claro de que en el caso de un nuevo empate, la definición sería por medio de penales.

Ya desde el inicio, ambos salieron a ver que hacía el rival, sin embargo en una jugada desafortunada, Matías Basualdo cargó a Néstor Acosta cuando iba a recoger una pelota en el aire y cayó mal. Esta jugada fue sobre los 3 minutos y provocó que el partido estuviese demorado 39 minutos más entre la atención que recibió, y que se lo tuvieron que llevar al hospital en ambulancia por precaución, y hasta que la misma volvió. Ya con el reinició del juego, a ambos les costó agarrar ritmo, pero en todo momento fueron los de Horacio Fabregat los que imponían su idea y los que tuvieron la única situación clara en esa primera mitad. Fue un remate de Facundo Viggiano dentro del área que logró desviar al córner Germán Cheppi para mantener la paridad al irse al descanso.

En el complemento, los de Villegas golpearon de entrada. Hvala, quien había ingresado en el primer tiempo en lugar del lesionado Santiago Szerdi, sacó un latigazo al primer palo, y venció al arquero Martín García para poner en ventaja a la visita. Sin embargo, los de Devoto reaccionaron rápido, y aprovechó las inocentes infracciones del fondo rival para dar vuelta la serie. Primero a los 12 minutos con un penal que Sarandeses, con muchísima clase, estampó el 1 a 1. Y sobre los 17, otra falta innecesaria en el borde del área, le permitió a De Vito, con un buen tiro libre, y una gran ejecución al palo de Cheppi, que quedó sin reacción, puso el 2 a 1.

A partir de ahí, la Topadora fue un manojo de nervios, aunque con remates desde afuera del área tuvo dos ocasiones clarísimas para empatar la historia con un remate de Basualdo que se estrelló en el travesaño, y un tiro libre de Hvala que dio en el poste. La suerte estuvo del lado del Carcelero, que en los minutos finales supo mantener la diferencia, hacer un juego inteligente y superar a su adversario que terminó con un hombre menos por la expulsión de Basualdo a causa de una doble amonestación.

De esta manera se terminó el partido en el Enrique Sexto. Lamadrid se metió en la final del reducido y va en busca del ascenso para retornar a la Primera C tras tres años. Derrotó por 2 a 1 a un Liniers que supo complicarle la serie, pero el Carcelero logró doblegarlo, y quedarse con el boleto para la instancia definitiva. Ahora, el ascenso se lo disputará con Atlas, y el primer partido se jugará en el Ricardo Puga, mientras que el desquite se jugará en Devoto, a causa de que terminó mejor posicionado en la tabla de posiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *