Corea del Sur fue anfitrión y Semifinalista del Mundial 2002, mejor rendimiento al momento para un equipo Clasificado desde Asia.

Cada minuto que pasa nos acerca a una nueva edición de la Copa del Mundo, por eso el Contador Mundial de Vermouth Deportivo no puede dejar de utilizar la cantidad de días restantes para Rusia 2018 como disparador de historias sobre la Cita Máxima. Hoy viajaremos al continente más extenso del Planeta Tierra para repasar las 14 victorias Mundialistas logradas por equipos afiliados a la Confederación Asiática de Fútbol.

La Confederación Asiática de Fútbol funciona como tal desde 1954, año en el cual realizó su primera Eliminatoria de cara al Mundial de Suecia. Algunos de los seleccionados que hoy la integran ya se habían afiliado a FIFA  durante la década del treinta, por eso mismo se habilitó al fútbol de Asia media plaza para Italia 1934; el cupo fue para el Mandato británico de Palestina, hoy Israel, que perdió la posibilidad cayendo mano a mano con Egipto.

Japón fue invitada a participar de Francia 1938 pero terminó retirándose dando lugar a la automática clasificación de Indias Orientales Neerlandesas, actual Indonesia, quienes se transformaron en el primer país asiático en jugar un Mundial. Para la Cita Máxima de Brasil 1950 FIFA bajó la participación de la India y no quedaron representantes.

Con la aparición de la Confederación Asiática de Fútbol los conjuntos del continente empezaron a enfrentarse entre sí incluyendo también seleccionados de Oceania,  solo para alcanzar un repechaje contra algún rival de Europa. No hubo asiáticos en Suecia 1958 ni en Chile 1962 mientras que Corea del Norte ingresó a Inglaterra 1966 venciendo a Australia. Tras la participación de Israel en México 1970 sería Alemania 1974 la última Copa del Mundo que no contó con ningún equipo de Asia; Australia, representando a Oceanía, clasificó tras superar en tres cotejos a Corea del Sur.

Luego de Argentina 78 y España 82 las Confederaciones de Asia y Oceanía separaron sus Clasificaciones y cada Mundial subsiguiente contó con al menos dos representantes del continente asiático. A partir de ahora repasaremos los 14 triunfos que lograron en toda la historia Mundialista.

Corea del Sur (5 triunfos) es el país asiático que más Mundiales disputó, 9, y también el que mejor resultado histórico consiguió. Curiosamente su primera victoria llegaría recién 2002, en su cotejo Mundialista número 15. El entonces anfitrión derrotó por dos a cero a Polonia en Busan y luego repitió en el tercer cotejo del Grupo D ante Portugal. En Octavos de Final venció por 2-1 a Italia con el gol de oro anotado por Ahn Jung-Hwan y tras empatar 0-0 eliminó en serie de penales a España.

Los Tigres de Oriente cayeron en Semifinales ante Alemania, con gol de Ballack cuando restaban quince minutos, y quedaron fuera del podio perdiendo el tercer puesto con Turquía. Aquel cuarto lugar sigue siendo la mejor marca de un Seleccionado clasificado desde Asia en un Mundial, con nombres como Park Ji-Sung, Seol Ki-Hyeon, Cha Du-Ri, Lee Wong-Jae y conducido técnicamente por el holandés Guus Hiddink. Esta surcoreana es también recordada por fallos arbitrales favorables.

La cuarta victoria Mundialista de Corea del Sur llegó en Alemania 2006 por 2-1 ante Togo mientras que la quinta y última ocurrió en Sudáfrica 2010, también durante su debut, superando 2-0 a Grecia.

Japón (4 victorias): El Seleccionado Nacional de Japón compite de forma ininterrumpida en Mundiales desde Francia 1998 y logró su primer triunfo en la Cita Máxima que lo tuvo como co-anfitrión. Allí superó a Rusia por la mínima en el segundo cotejo del Grupo H con la diana de Junichi Inamoto, luego consumó la clasificación a Octavos de Final superando a Túnez.

Ya entre los 16 mejores Japón cayó ante Turquía. Su tercera victoria Mundialista llegó en Sudáfrica 2010 venciendo en el debut a Camerún, la cuarta y última fue en ese mismo Grupo E superando 3-1 a Dinamarca. El conjunto Nipón igualó en Octavos de Final con Paraguay pero perdió por penales quedándose con las ganas de superar aquella instancia.

Arabia Saudita (2 victorias): El Seleccionado Nacional de Arabia Saudita comenzó a competir internacionalmente durante la década del 50 pero logró su plenitud deportiva recién ingresando a los 90. Su primera participación en una Copa Mundial nos remonta a Estados Unidos 1994, donde tras caer en el debut superó 2-1 a Marruecos y doblegó por la mínima a Bélgica con el gol de Saeed Al-Owairan. En Octavos de final no pudo con Suecia, perdiendo 1-3.

Arabia Saudita jugó también los Mundiales 1998, 2002 y 2006, sin embargo no pudo volver a ganar ni tampoco superar la Primera Fase. Veremos si lo logra en Rusia 2018.

Corea del Norte (1 victoria): La Selección de Corea del Norte tiene poco recorrido en Mundiales pero su única victoria refiere a un cotejo que quedó en la historia. Con una tradición futbolera que tardó más en construirse  clasificó a Inglaterra 1966 en su intento eliminatorio inicial. Allí perdió el debut ante Unión Soviética, igualó con Chile y venció nada menos que a Italia por la mínima con la diana de Park Doo-ik

Aquella victoria eliminó al Campeón de Mundo y metió a Corea del Norte en Cuartos de Final; también significó el primer triunfo de un país asiático en Mundiales y la primera clasificación de ronda, los norcoreanos terminaron octavos siendo el segundo conjunto de su continente que más arriba terminó en la historia de los Mundiales. Quedó fuera de competencia perdiendo 3-5 con la Portugal de Eusebio, quien anotó cuatro.

Corea del Norte regresó a los Mundiales en Sudáfrica 2010 pero lejos estuvo de destacarse, perdió los tres cotejos y recibió 12 goles en contra, aunque pudo anotarle a Brasil con diana convertida por Ji Yun-Nam.

Irán (1 victoria): El Seleccionado Nacional de Irán es junto a Arabia Saudita el tercer conjunto asiático en cantidad de Mundiales disputados. Compite internacionalmente desde la década del 40 y empezó a participar en Eliminatorias durante los 70 logrando debutar en el Mundial Argentina 1978. Pero la primera y única  victoria Mundialista de su historia ocurrió durante Francia 1998, en su segunda aparición, cuando derrotó 2-1 a Estados Unidos en Lyon con goles de Hamid Estili y Mehdi Mahdavikia.

No logró repetir triunfo en Alemania 2006 ni Brasil 2014, aunque tendrá la posibilidad de buscarlo en Rusia.

Australia (1 victoria): La Selección Nacional de Australia fue fundada en 1922 pero recién empezó a participar de campeonatos internacionales con la aparición de la Confederación de Fútbol de Oceanía, su continente, en 1966. Allí permaneció dominando el fútbol de la región hasta que el 30 de junio de 2006, en pleno Mundial de Alemania, FIFA aprobó su traspaso a la Confederación Asiática de Fútbol.

Jugando las Eliminatorias en Asia Los Socceroos lograron clasificar a Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y también estarán en Rusia. Durante las dos Citas Máximas ya disputadas pudieron ganar solamente un cotejo, en tierras africanas 2-1 a Serbia con las dianas de Tim Cahill y Brett Holman. Pese a igualar en puntos con Ghana quedó eliminado durante la Primera Ronda por diferencia de gol.

Como integrante de la Confederación de Fútbol de Oceanía Australia había disputado los dos Mundiales en Alemania, 1974 y 2006, ganando también un solo cotejo 3-1 ante Japón (2006) y avanzando a Octavos de Final donde fue eliminado con lo justo por Italia.

China, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Kuwait, Israel (Como Mandato británico de Palestina) e Indonesia (Como Indias Orientales Neerlandesas) son los otros conjuntos afiliados a la Confederación  Asiática de Fútbol que disputaron al menos un Mundial, pero ninguno logró ganar. La misma estará representada en 2018 por Arabia Saudita, Australia, Corea del Sur, Irán y Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *