CORONEL BOLOGNESI 1 – RACING 3: LA RESERVA SE TRAJO UN TRIUNFO DE PERÚ

El Bolo decidió no participar más de las ligas del fútbol peruano por motivos económicos que sucumbieron en 2012. Con más de un lustro sin mostrarse en la elite del deporte inca, el club de Tacna se reforzó este año con el sueño de ganar la Copa del Perú y volver por esa vía a la Primera División. Y a modo de presentación del plantel recibió en el Jorge Basadre a la reserva de la Academia que, en la llamada «Tarde Heróica» por los locales, no tuvo piedad y se trajo un triunfo para Argentina por 3 a 1.

Hubo una gran concurrencia y mucha expectativa del público. Coronel Bolognesi, que supo jugar la Copa Libertadores en el actual milenio, empezó una nueva etapa en su ansiado regreso a la plana principal del deporte sudamericano. Y como medida para probar a sus jugadores, Mauro Reyes, disputó un amistoso ante la tercera del Racing Club de Avellaneda.

La fiesta arrancó con altibajos. La temprana lesión de Edgardo Sánchez generó un sabor agridulce en la gente del Bolo. Por un lado la desazón de la pieza que salía pero por otro lado la alegría inmensa de volver a ver en una cancha de fútbol a Johan Fano, ídolo de la institución que se había retirado de la actividad en enero del corriente año.

Fano demostró que, a pesar de estar inactivo cinco meses, el olfato goleador no lo perdió. El ex delantero de Alianza Lima, Universitario, Once Caldas y el seleccionado peruano, abrió la cuenta en Tacna superando a Nicolás Stella en una pelota parada. El dueño de casa se ilusionaba hasta que la Academia comenzó a dominar las acciones y con el ritmo adquirido en el torneo de Reserva se floreó por tierras incas.

El recientemente ingresado, Pablo Vega, empató las acciones antes de irse al descanso. El ingreso de Facundo Espósito le dio más peso en ofensiva a los de Juan Fleita que dominaron durante la complementaria y encontraron los goles en una ráfaga cuando parecía que los argentinos no podían quebrar el empate. Augusto Lotti, sólo frente a Galo Portilla, puso el 2 a 1 para que más tarde, cuando ya al juego le quedaba menos de un cuarto de hora, el propio Espósito aprovechase un gran fase de Kevin Gutiérrez para poner cifras definitivas.

Tacna vivió una fiesta porque Coronel Bolgonesi volvió a jugar al fútbol pero el resultado no fue el esperado. La Reserva del «Lagarto» entró dormida en territorio inca pero se despertó a tiempo para quedarse con la Copa Atenas que estaba en juego. Y más allá de una linda experiencia fuera del «Tita» Mattiussi, se trajeron un 3 a 1 en su favor para tierras criollas que los invita a soñar de cara a la próxima temporada de tercera división de la Superliga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *