LINIERS 0 – LAMADRID 0: «REYNA» LA INCERTIDUMBRE

Foto: @LiniersOficial

La única semifinal del ascenso disputada el sábado que terminó sin goles y, por consecuencia, en empate fue la que disputaron la Topadora y el Carcelero. Los dirigidos por Horacio Fabregat aguantaron un tiempo y medio con un hombre de menos por la expulsión de Ezequiel Reyna cuando todavía no se había jugado la primera media hora. Sin embargo los de César Aguirre no supieron aprovechar esa superioridad numérica y tuvieron que conformarse con un 0 a 0 que, el miércoles y en el Enrique Sexto, se conocerá el desenlace final de esta historia.

General Lamadrid disfrutó más de la parda que Liniers. Por el expulsado, por la condición de visitante, por la ventaja deportiva y porque encima Santiago Szerdi estaba intratable en General Villegas. Todo eso sumado a que el árbitro, Gonzalo Pereira, tuvo tendencia a ser localista evitando una expulsión a Nazareno Hvala y un penal que no sancionó en favor de los porteños.

Fue Szerdi quien tuvo la chance de abrir la cuenta pero la gran tarde de Néstor Acosta le arruinó la conquista. Aguirre acertó sacando a Hvala que rozaba la cartulina colorada y metió a Hugo Pérez que también se transformó en una leve jaqueca para el Carcelero. No obstante, la astucia de Martín Sarandeses y la gran labor defensiva de Nicolás de Vito se sumaron a la performance del guardameta del elenco de Devoto para que el cero se adueñe definitivamente del tanteador.

Liniers buscó pero no encontró. No aprovechó el hombre de más, tampoco las inspiraciones de Szerdi, y en su propia casa no pudo doblegar a un oponente que, con ventaja deportiva disfrutó del 0 a 0. General Lamadrid se fue algo más feliz de General Villegas pero con dos incógnitas: la ausencia de Reyna para el cotejo de vuelta y la incertidumbre de saber si su rival será una verdadera Topadora o no en el Enrique Sexto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *