BROWN DE ADROGUÉ: «YA NO TENGO PALABRAS PARA EXPRESAR EL CARIÑO DE LA GENTE DE BROWN»

Pablo Vico es Brown de Adrogué. Y Brown de Adrogué es Pablo Vico. No hay en el fútbol argentino otra relación tan simbiótica entre director técnico e institución como la del «Bigotón» con el «Trico». Ya es sabido por todos que el entrenador vive en la pensión del club y que está hace casi 10 años al frente del primer equipo de fútbol. Con más de 370 partidos dirigidos y dos ascensos a la B Nacional, «Don Ramón» es sin dudas el mejor técnico de la historia del «Tricolor». Querido por todo el ámbito futbolístico, sin dudas es un personaje pintoresco que todo el mundo debería conocer. En una entrevista exclusiva con Vermouth Deportivo, Pablo Vico repasó lo que fue el campeonato para Brown y analiza lo que se vendrá.

Vermouth Deportivo: Ya terminado el campeonato, ¿qué análisis se puede hacer del mismo?, ¿coincide con que fue el mejor torneo de la historia de Brown?
Pablo Vico: Escuché esas palabras muchas veces y creo que no coincido en ese sentido. En la B Metropolitana hemos hecho excelentes campañas y no le podemos sacar méritos a esos muchachos que en esa categoría han hecho cosas muy importantes por la institución. Ahora, si me decís que fue la mejor campaña en la B Nacional, ahí sí coincido. Pero si vos te ponés a pensar, hemos conseguido cosas muy importantes anteriormente. Cuando ascendimos en el 2015, el objetivo era sacar la mayor cantidad de puntos posibles para mantenernos y los sacamos. La siguiente campaña salimos 5° con 65 puntos y éste año hicimos 37 puntos, lo que nos dejó 4°. Año tras año nos vamos superando e incluso en un año y medio hicimos 130 puntos, eso es algo lindo e importante. Más aún estando en una categoría tan competitiva. Ésta campaña fue algo muy importante por haber logrado tantas cosas: entramos al reducido y llegamos a la semifinal.

VD: Brown va a arrancar como uno de los mejores cuatro promedios para la temporada 2018/19, también es algo para destacar.
PV: Sí, tenés razón, es algo importante ya que nos estamos afianzando en una categoría de las más competitivas. Encima el próximo campeonato aún no se sabe cómo se va a jugar y tiene equipos de mucha valía como Temperley, Chacarita, Olimpo y los elencos que van a ascender del Federal. Nosotros no nos podemos quedar con lo que hicimos, siempre tenemos que plantearnos objetivos y cumplirlos para mantener a la institución en la categoría. Ojalá que nos acompañen los resultados como para pelear otras cosas más importantes. No podemos pensar que todos los años vamos a disputar el campeonato, creo que los más interesante es seguir manteniendo el nivel para luchar por más cosas.

VD: ¿Cuál es el objetivo para el año que viene?
PV: Dame tiempo para poder acomodar un poco la cabeza y hablar más con los dirigentes. Pero la idea siempre es estar apuntando a cosas importantes. La vara quedó muy alta, pero tengamos consciencia de la calidad de equipos que se van a incorporar este año y que su billetera no es como la de Brown. Nosotros tenemos que ser inteligentes en saber lo que tenemos que traer y no errarle para pelearles de igual a igual. Es lo de todos los años y siempre terminamos haciendo cosas importantes.

VD: ¿Cuán difícil es para un técnico esta etapa del año en que hay que dejar jugadores fuera del club?
PV: Es muy difícil. Es duro saber que quedaron afuera jugadores que al club y a mí nos han dado muchísimo. Es muy difícil saber que éste recambio que hizo Brown es algo que a lo mejor no a todos le va a gustar. Todo lo que empieza en algún momento tiene que terminar y creo que finalizó de la mejor manera. A mí como técnico me costó una barbaridad despedirme de gente que nos ha dado mucho y dejado una enseñanza. A cada uno de ellos se los dije con una mano en el corazón.

VD: ¿Cómo cree que el hincha va a recordar a Facundo Lemmo ahora que no continuará en el club?
PV: Es muy difícil poder encontrar un jugador con los sentimientos como los que tenía hacia el club Facundo. Las enseñanzas que nos ha dejado y la fidelidad hacía la institución así como hacia su cuerpo técnico y sus compañeros lo convirtieron en «el gran capitán» que tuvo Brown de Adrogué. Yo creo que ganó con creces su respeto y a mí me llena de orgullo poder expresarlo de esa manera.

VD: La temporada que viene van a cumplirse 400 partidos con Pablo Vico como director técnico de Brown, ¿qué significa eso para usted?
PV: Cuando fuimos a hablar con el presidente (Adrián Vairo) y con el vicepresidente (Martín Camarero) nos reíamos pensando en cuánto nos faltaba para los 400, creo que estamos muy cerca. Es algo grandioso. Esto demuestra que las cosas logradas no pasan sólo por el cuerpo técnico y los jugadores, sino también por la dirigencia. Yo digo que son las patas de la mesa con las que uno llega a éstas instancias para lograr cosas para la institución. Creo que si las patas no están acomodadas no se puede hacer nada. Esto es mérito de los dirigentes también, el apostar a un proyecto y no apartarse nunca del mismo.

VD: ¿Cómo vive las constantes muestras de cariño por parte de la gente de Brown e incluso de otros equipos?
PV: Yo ya no tengo palabras para expresar tanto cariño de la gente del hincha y del socio. La verdad que me dejan siempre sin palabras. En un momento muy duro de mi vida, ellos estuvieron apoyándome al lado mío. Hasta cuando los resultados no se daban, siempre estaban las voces de aliento. Mismo cuando entro a la cancha recibo el aplauso de la gente, lo que es algo inolvidable para mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *