Gentileza: AS México

Se cumple un nuevo aniversario del nacimiento del Club Atlético River Plate. Hace 117 años, gracias a unos jóvenes entusiastas, la historia de uno de los más grandes de nuestro país y América comenzaba a escribir sus páginas. Proponemos un repaso por toda la vida del Millonario, desde los comienzos hasta el final:

El 25 de Mayo de 1901, por fusión de los clubes La Rosales y Santa Rosa, en el barrio de La Boca nace el Club Atlético River Plate. Su nombre se origina debido a un cargamento recogido en la Dársena Sur, con una etiqueta “River Plate” haciendo referencia al Río de la Plata. El primer presidente de la institución fue Leopoldo Bard, quien hasta la fusión de los equipos, militaba como jugador de Santa Rosa.

En el año 1908, el club logra ascender a la Primera División del futbol argentino, tras una excelente liguilla teniendo sólo 1 derrota en 18 cotejos, disputa la final por el ascenso ante Racing Club logrando una goleada por 7-0. El conjunto que poseía estadio aún en la Darsena Sud, lograba su boleto para la máxima categoria.

ascenso 1908
El equipo que logró el ascenso en el año 1908

El primer título para el club llegó en el año 1920. Presidido por Enrique Zanni, River logra arrebatarle la supremacía absoluta a Racing Club -con 7 títulos en igual cantidad de años- y se consagra por 1° vez en su historia como campeón, logrando sumar 56 puntos en el torneo tras disputar 34 encuentros y sumar 25 victorias.

Cuadro conmemorativo a los campeones de 1920
Cuadro conmemorativo a los campeones de 1920

3 años después de la primera gran alegría de la institución, el club debió mudarse desde el barrio de La Boca al de Palermo, más precisamente, a las interacciones de las calles Alvear y Tagle. El día 20 de mayo de 1920, River inauguró un majestuoso estadio para la época, donde hizo de local hasta el año 1938 cuando se mudaría definitivamente a las tierras de Núñez para quedarse en el barrio hasta la actualidad.

Maqueta del Museo River Plate que ilustra como era el estadio del barrio de Palermo

Volviendo al plano deportivo, nos remontamos hasta el año 1932. Tan solo un año después de la disputa del primer torneo de la Era Profesional, el conjunto dirigido tácticamente por Victor Caamaño, se consagraría campeón. Ese equipo tuvo como máxima figura a un verdadero romperredes, apodado como “El Mortero de Rufino”, el señor Bernabé Ferreyra. En dicho torneo, River e Independiente llegaron con misma cantidad de puntos al cierre, 50 unidades en 34 partidos, por lo que debieron disputar un encuentro final para coronar a un solo campeón: en esa final, River aplastó al equipo de Avellaneda por 3-0 con goles de Ferreyra, Ricardo Zatelli y Carlos Peucelle.

El Mortero de Rufino convirtió 232 goles en 228 partidos, siendo el único jugador en la historia Riverplatense con más goles que encuentros jugados.

Cabe destacar, que River Plate obtuvo su apodo de Millonario al realizar la compra de Bernabé Ferreyra a Tigre en $35.000, suma extremadamente amplia para la época.

En 1938, y con más de 200 millones de pesos gastados en obras, River inauguró oficialmente el Estadio Monumental. Con motivo de su celebración, se disputó un partido amistoso entre el dueño de casa y Peñarol de Uruguay.

monumental 2

El siguiente gran equipo que daría el Millonario, fue sin dudas el equipo del año 1941, bajo las ordenes de Renato Cesarini, quien sería el padre creador del equipo -que según muchos fue el mejor equipo de la historia- conocido como “La Maquina”.  Con Ricardo Vaghi siendo figura defensiva, y un quinteto extraordinario con Moreno-Muñoz-Pedernera-Labura-Loustau, River arrasó en los torneos de 1941 y 1942.

Muñoz-Moreno-Pedernera-Labruna-Loustau fueron los principales artífices de La Maquina. Ese equipo logró anotar 154 goles en 60 partidos jugados.

La década del 50′ fue otra destacada en la historia riverplatense, logrando 5 títulos en 6 años (1952-53 y 1955-56-57). El Millonario obtuvo su primer tricampeonato comandado por José Maria Minella, contando con grandes figuras como Labura-Loustau (los únicos “sobrevivientes” del quinteto de La Maquina), con la incorporación de Walter Gomez, Santiago Vernazza y Hector De Bourgoing, y teniendo al enorme Amadeo Carrizo custodiando el arco.

El equipo que se consagró Tricampeón en 1957

Después de años tan felices, River entró en la sequía más larga y dolorosa de su historia. 17 años tuvieron que pasar para que el equipo de Nuñez vuelva a gritar campeón. Para colmo, otro recuerdo triste de su historia es la final de la Copa Libertadores 1966, contra Peñarol, donde River cae derrotado por 4-2 en el tercer y decisivo encuentro de la final, luego de irse al descanso ganando 2-0.

Pero con Ángel Labruna ahora como DT, y nuevas figuras como el Beto Alonso, Carlos Morete, Juán José López, Reinaldo Merlo, Roberto Perfumo, Ubaldo Matildo Fillol, entre otras, River volvió a sonreír. Tras 17 dolorosos años, El Millonario se quitó la espina y logró dar la vuelta sumando 55 puntos en 38 encuentros, con 23 victorias.

Angelito celebra el título con su querido River Plate.

Cuentan los que saben, en la década del 80′ fue cuando se vio al mejor equipo de River de la historia. Al menos, fue el equipo mas fructífero en cuanto a títulos, logrando consagrarse por primera vez en el plano internacional.
Nos situamos en el año 1986, año más que recordado por todos los argentinos gracias al Mundial de México. Pero en cuanto a River, ese año sin dudas quedaría marcado a fuego en cada hincha. El equipo dirigido por Héctor Veira, obtuvo la tan ansiada Copa Libertadores: completando dos fases de grupos como líder, el conjunto de la Banda llegó a la final contra el América de Cali. En el partido de ida, disputado en Cali, River sacó ventaja gracias a los goles del Juan Gilberto Funes y el Beto Alonso y la victoria por 2-1. 7 días después, el Monumental viviría su fiesta más esperada, con otro triunfo y otro gol del Búfalo Fúnes.

El Tolo Gallego, uno de los pilares de ese equipo, levanta la copa que consagra a River como el mejor de América.

Haber ganado la Copa, le permitió a River disputar en Tokio la final Intercontinental el 14 de diciembre de 1986, ante el sorpresivo Steaua de Bucarest, equipo que le arrebató la Champions League al Barcelona por penales en la final, dando la sorpresa. Pero el Millonario supo dominar el partido, y llegó a la única alegría de esa copa, por intermedio de una asistencia de Alonso, y definición posterior de Antonio Alzamendi. River quedaba en lo más alto del mundo, logrando su segunda estrella internacional y la primera como máximo campeón.

El equipo campeón 1986: Arriba: Gordillo, Gallego, Gutierrez, Pumpido, Ruggeri y Montenegro. Abajo: Alzamendi, Enrique, Funes, Alonso y Alfaro

Pasamos al año 1994, otro año destacado en esta rica historia: ya con los torneos cortos instalados desde 1991, River logró consagrarse por primera -y única- vez en sus 116 años de vida, campeón de manera invicta. Con Gallego como entrenador y figuras del tamaño de Enzo Francescoli, Ariel Ortega, Leonardo Astrada, Marcelo Gallardo, Germán Burgos, entre otras, el equipo Millonario jugó 19 partidos, ganando 12 y empatando 7. Hasta se dio el lujo de golear en la Bombonera a Boca por 3-0 con goles del Enzo, del Burrito y del Muñeco.

El campeón invicto formaba con: de pie: Corti, Astrada, Altamirano, R. Ayala, Rivarola y Burgos. Agachados: H. Diaz, Gallardo, Francescoli, Ortega y Berti

El año 1996, otro año que perdurará para siempre en cada corazón Millonario: ese año, y tras quedar eliminado por penales en la Copa de 1995, River logró obtener su segunda Copa Libertadores. Con un jovén Ramón Diaz de DT, y con muchas figuras, el Millonario volvió a vencer al América de Cali en una final, y gritó por segunda vez ¡Campeones!


enzo campeon

 

Siguiendo con la alegría, y con Ramón Diaz de técnico, River volvió a coronarse tricampeón, quedándose con los torneos Apertura 96, y Clausura-Apertura 97. Con la nueva figura de Marcelo Salas (adquirido a la U de Chile) y con Francescoli culminando su carrera, el equipo de la Banda fue una “máquina” y arrasó con todo.

Marcelo Salas grita su gol a Velez en el Apertura 96, aquel que le permitió a River comenzar con esta gran serie de torneos ganados.

Pero no todo es alegría y festejo en la historia Millonaria. Luego de una serie de pésimas administraciones a nivel presidencial de José Maria Aguilar y Daniel Passarella, River recibió su golpe más duro: el 26 de Junio de 2011, al caer en la promoción ante Belgrano, River descendía a la Primera B Nacional. Aquel gigante que tantas vueltas supo dar, esa tarde-noche cerraba su mancha mas oscura.

descenso

Un año después de la máxima tragedia deportiva del club, el Millonario supo renacer. Bajo las ordenes de Matias Almeyda y con Cavenaghi-Dominguez-Trezeguet como principales figuras, el 23 de junio de 2012 River volvió a Primera. River se levantaba del pozo mas profundo del que había caído. River estaba de vuelta.

ascenso

En el año 2014, River volvería a sonreir. Primero con Ramón Diaz como Técnico, el Millonario obtendría el Torneo Final de ese año tras golear a Quilmes por 5-0. Un mes después, los de la Banda ganarían la Superfinal a San Lorenzo (disputada entre el campeón del Torneo Inicial 2013, y el Final 14).

Ganar aquel juego definitorio, le permitiría disputar la Copa Sudamericana de ese año, pero, ya sin el Pelado en el banco, quien dirigiría al equipo sería Marcelo Gallardo. Esa Copa quedará en la memoria de tantos hinchas ya que por la ronda de Semifinal, River y Boca se vieron las caras. Un 0-0 en la ida, y victoria 1-0 en la vuelta con gol de Leonardo Pisculichi le permitieron al Millonario quitarse la espina y eliminar al máximo rival por 1° vez en su historia en eliminaciones directas. Luego, la final ante Atlético Nacional de Colombia, fue victoria por 2-0 para la Banda con goles de Mercado y Pezzella, para volver a sumar en el plano internacional.

torneo finalCampeon Sudamericana

Tras volver a festejar un título continental tras 17 años, el River de Gallardo continuaría cosechando títulos grandes. El primero que le siguió a la Sudamericana fue la consagración ante San Lorenzo en la Recopa Sudamericana, venciendo en ambos juegos por la mínima con goles de Carlos Sanchez.

Teo Gutierrez celebra con la copa del mejor de América. Gentileza: mediotiempo.com.ar

Y el broche de oro para este equipo tendría lugar en 2015, consiguiendo coronarse como campeón de la Copa Libertadores 2015. Tras una clasificación agónica en su grupo, el Millonario enfrentaba a Boca en los octavos de final: 1-0 en el Monumental y gas pimienta en La Bombonera para pasar a cuartos. En esa instancia, River batió a Cruzeiro (3-1 en el global con una goleada histórica 3-0 en Brasil), luego a Guaraní (2-0 en Argentina y 1-1 en Paraguay) y en la final a Tigres de México, imponiéndose 3-0 en el Antonio Vespucio Liberti con goles de Lucas Alario, Carlos Sanchez y Ramiro Funes Mori. El equipo de la Banda levantaba la Libertadores tras 19 años de espera.

Una postal que perdurará en la retina de los Millonarios por y para siempre. Gentileza: claramenteweb.com.ar

Consagrarse como campeón de la Copa Libertadores le permitió al Millonario disputar el Mundial de Clubes 2015 en Japón. En las instancias de semifinales, River venció por 1-0 a Sanfrecce Hiroshima con gol de Alario, ganando un lugar en la final ante el Barcelona de España. En el duelo definitorio, el conjunto culé demostró todo su poderío y, con goles de Lionel Messi y Luís Suarez x2, dejó al conjunto argentino con la medalla de plata. A pesar de la derrota, el duelo ante los “monstruos” de Europa será un recuerdo que los hinchas tomarán con orgullo.

River-Barcelona

 

Durante los últimos años, las vitrinas del Museo River continuarían llenándose de trofeos de la mano de Gallardo: conquista de la Recopa Sudamericana, por segundo año consecutivo, al vencer a Independiente Santa Fe de Colombia (0-0 en la ida, 2-1 en el Monumental); Bicampeonato en la Copa Argentina (2016 ante Rosario Central por 4-3 y 2017 ante Atlético Tucumán por 2-1) y Supercopa Argentina ante el Boca de Guillermo Barros Schelotto por dos a cero (Gonzalo Martinez e Ignacio Scocco).

River levanta el trofeo de la Supercopa Argentina. Gentileza: Clarin.com

Pasaron 117 años del nacimiento de un equipo que se convirtió en gigante. Como toda historia, con muchos momentos de felicidad y alegría inmensa, pero también, algún que otro recuerdo triste, necesario para crecer aún más y demostrar la vigencia. ¡Felices 117 años, Club Atlético River Plate, y que sean muchos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *