CRUZEIRO 2 – RACING 1: POR SUERTE, TERMINÓ EL SEMESTRE PARA LA ACADEMIA

Foto: www.futbol.com.uy

La Academia cerró el semestre con tres derrotas al hilo que ni el más pesimista de sus hinchas se hubiese imaginado hace apenas algunas semanas atrás. El equipo de Eduardo Coudet no pudo clasificar a la Copa Libertadores 2019 por la vía local tras caer en el Cilindro ante Colón de Santa Fe en la última fecha de la Superliga, tres días más tarde tropezó con papelón incluido ante Sarmiento de Resistencia por Copa Argentina y, finalmente, cayó en Belo Horizonte ante el Celeste carioca por 2 a 1.

Racing extendió su mala racha pero, afortunadamente, entró en vacaciones como para limpiar la mente de cara al segundo semestre del año. Cruzeiro le ganó desde el vamos en el Mineirao y, por amplia diferencia de gol, dejó a los de Avellaneda en el segundo puesto del grupo cinco del máximo certamen continental. Clasificados ambos elencos pero dejando a los argentinos de un lado del fixture que los hará cruzarse contra los equipos más duros de Sudamérica en octavos de final.

La noche fue oscura para la Academia dejando una imagen positiva recién cuando ya el marcador era adverso. A los 10 minutos el Celeste ganaba 2 a 0 y le hacía precio a los dirigidos por el «Chacho» Coudet que, con lo mejor que podían tener en cancha, ni siquiera se arrimaban con algo de riesgo contra la meta defendida por Fábio.

A los 2 minutos de haber iniciado la contienda, Racing dejó una pelota completamente muerta de frente al arco y Thiago Neves no desperdició semejante regalo. Cruzeiro ganaba fácil 1 a 0 e iba por más en su casa y con su público. Así, de manera increíble, Sassá se perdió el segundo pero la alegría para los brasileros no tardó en llegar porque, a los 10, Augusto Solari perdió una pelota en salida y Lucas Silva castigó contra la meta de Juan Agustín Musso para poner el 2 a 0.

¿Pudo ser peor para los de Avellaneda? Sin dudas. ¿Pudo ser mejor? También. Porque la Academia, vestida de gris, descontó antes de la media hora con una volea de Ricardo Centurión y, a partir de ese entonces, se dio cuenta que podía dar más. Y si no se fueron al descanso igualados se debe, pura y exclusivamente, a que el palo derecho de Fábio le negó una exquisita definición a Solari.

En la complementaria Sassá no pudo liquidar la historia y el Celeste terminó sufriendo más de la cuenta. Centurión tuvo una corrida épica pero optó por la persona y desaprovechó una gran chance. El ex Genoa, más tarde, pudo igualar con una gran palomita que el guardameta local contuvo en varios tiempos. Ni la frescura de Matías Zaracho, ni la chance de Brian Mansilla pudieron torcer el resultado para la escuadra de Buenos Aires.

Cruzeiro ganó 2 a 1 en la última fecha y, con las goleadas de las dos jornadas pasadas, dejó a Racing sin primer lugar del grupo por diferencia de gol. Los del «Chacho» igual ya estaban clasificados a octavos pero tuvieron un cierre de semestre para el olvido y, a pesar del infortunio del final, afortunadamente tendrán vacaciones para reponer energías de cara a lo que se viene.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *