ALL BOYS: OCHO AÑOS DE UN RECUERDO DE PRIMERA

Gentileza: Mundo D - La Voz

Si bien el presente actual del Club Atlético All Boys dista mucho de ser el ideal, se cumple un nuevo aniversario de la gran hazaña conseguida por los de Floresta en Rosario, condenando al descenso al mismísimo Rosario Central y retornando a Primera luego de tres décadas. Vermouth Deportivo recuerda aquella tarde del 23 de Mayo.

Corría el año 2010. All Boys, de estupenda campaña considerando el poco tiempo del equipo en la divisional tras su retorno en el 2008, llegaba a la última fecha con la posibilidad de lograr el ascenso de manera directa pero, en caso de sumar de a tres, se aseguraría al menos la promoción. Para infortunio del Blanquinegro, los resultados de la jornada provocaron que Quilmes se quede con el segundo lugar, Atlético de Rafaela -por diferencia de gol- con el tercero y los de Floresta con el cuarto.

El rival a vencer, para regresar a la Primera División tras décadas luchando en el ascenso sería nada menos que Rosario Central. Teniendo lugar en el Islas Malvinas, el encuentro de ida culminaría con empate en uno producto del gol de Mauro Matos para el local y el agónico empate de Guillermo Burdisso para los Canallas. Con ese marcador, los de José Romero estaban obligados a vencer en Arroyito debido a que sus rivales contaban con la ventaja deportiva.

Aquel 23 de mayo de 2010, pasado las tres de la tarde y en un Gigante colmado de almas con camiseta azul y amarilla, los 11 guerreros de Pepe saltaron al terreno de juego para dar un golpe que pocos imaginaban. La alineación del Albo estaría compuesta por: Nicolás Cambiasso; Cristian Vella, Fernando Fayart, Carlos Madeo y Carlos Soto; Emanuel Perea, Fernando Sánchez y Marcelo Vieytes; Matías Pérez García; Mauro Matos y Mariano Campodónico.

Ya desde el comienzo, All Boys saldría con actitud aguerrida en busca del primer tanto que lo adelante en el marcador. Y ese grito llegaría tan sólo 7 minutos después de iniciado el compromiso, cuando Marcelo Vieytes impactó el balón de volea para colocarla por encima de Hernán Galindez y salir a festejar el 0-1.

Sosteniendo el marcador y cortando cada una de las intenciones de los dueños de casa, sumando a las oportunas intervenciones de Cambiasso, el Blanquinegro volvería a golpear antes de la culminación de la primera mitad, cuando sobre los 45 minutos, Mariano Campodónico capitalizó un rebote y sacó un remate que volvería a inflar las redes ajenas y marcharse al descanso con distancia de dos tantos.

En la complementaria, y con la tranquilidad que implicaba el 0-2, All Boys se encargó de cuidar el balón jugando lo más alejado posible de su área. Para colmo, el Knock Out para Rosario Central no tardaría en llegar debido a que, a los 20 minutos, Cristian Vella escaló por derecha, entró al área y sacó un potente latigazo que se metería junto a un poste para ponerle punto final a la historia. 0-3 y ascenso.

Ante más de 35 mil espectadores, ante toda la historia del rival de turno, Rosario Central, ante la desventaja deportiva que lo obligaba a ganar o ganar, All Boys se hizo gigante y dio uno de los grandes golpes de nuestro fútbol en el último tiempo. Así, los de Floresta lograban volver a Primera después de más de 30 años, escribiendo una dorada página en su historia que perdurará con el correr de los años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *